Apoyos económicos no reembolsables no constituyen renta ni ganancia ocasional

Por

Los apoyos económicos no reembolsables que realice el estado a los contribuyentes, no constituyen renta ni ganancia ocasional.

Hay entidades del estado que financian proyectos de emprendimiento y crecimiento empresarial, para lo cual otorgan ayudas económicas que los beneficiarios no deben reembolsar, como es el caso del fondo emprender.

Esos recursos que el estado regala tienen la particularidad de incrementar el patrimonio del contribuyente, por lo que cumplen el presupuesto básico para ser gravados con el impuesto a la renta, y de allí que el legislador se vio en la necesidad de regular este tema para que el beneficiario no  termine reembolsando parte de ese dinero por la vía impositiva.

Es así como la ley 1429 de 2010 dispuso lo siguiente:

«APOYOS ECONÓMICOS NO CONSTITUTIVOS DE RENTA NI DE GANANCIA OCASIONAL. Son ingresos no constitutivos de renta o ganancia ocasional, los apoyos económicos no reembolsables entregados por el Estado, como capital semilla para el emprendimiento y como capital para el fortalecimiento de la empresa.»

Esta norma está reglamentada por el artículo 1.2.1.23.15 del decreto 1625 de 2016.

El reglamento enmarca este beneficio exclusivamente a los apoyos económicos entregados por el fondo emprender, donde clasifica claramente los dos tipos de aportes cobijados en este beneficio:

«Capital Semilla. Es la cantidad de dinero que el Estado entrega a través del Servicio Nacional de Aprendizaje “SENA” de los recursos provenientes del Fondo Emprender, o por intermedio de la entidad que el Estado designe cuando provengan de los demás fondos públicos creados y destinados para cubrir, entre otros, la investigación, prueba y desarrollo de un concepto inicial de empresa; los costos de creación de empresa, compra de activos y capital de trabajo hasta alcanzar el punto de equilibrio, es decir, hasta el momento a partir del cual la empresa ya genera suficientes ingresos para cubrir sus costos y gastos.

Capital para el fortalecimiento de la empresa. Es la cantidad de dinero que el Estado entrega a través del Servicio Nacional de Aprendizaje “SENA” de los recursos provenientes del Fondo Emprender, o por intermedio de la entidad que el Estado designe cuando provengan de los demás fondos públicos creados y destinados a las empresas que ya generan suficientes ingresos para cubrir sus costos y gastos y que va dirigido, entre otros, a la compra de maquinaria y equipo, capital de trabajo, implementación de tecnologías y normas técnicas; diseño y mejoramiento de productos, procesos y servicios.»

Quien entregue los aportes debe certificar el concepto por el que se hace el aporte, y el monto de cada concepto, lo mismo que debe informar a la Dian estos aspectos.

El fondo emprender sigue funcionado y sigue entregando apoyos económicos a muchas personas naturales, y el artículo 16 de la ley 1429 sigue vigente,  por lo que este tratamiento está vigente.

Respecto al tratamiento de estos ingresos,  por su naturaleza deben se deben declarar en la cédula de rentas no laborales por cuanto no clasifican en ninguna otra.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Jose Villa Dice:

    "Respecto al tratamiento de estos ingresos, por su naturaleza deben se deben declarar en la cédula de rentas no laborales por cuanto no clasifican en ninguna otra."

    Me aparto de este párrafo y la rezón es esta:

    El Fondo Emprender del SENA no da estos APOYOS ECONOMICOS POR EMPRENDIMIENTO A PERSONAS NATURALES. LOS OBLIGA a que constituyan una SAS - persona jurídica, con NIT propio expedido por la Dian, previa acta de constitución. La SAS puede ser DE UN SOLO ACCIONISTA y es a esta persona jurídica a quien le asignan el dinero para que sea manejado a través de una entidad fiduciaria y un auditor. Entonces la persona jurídica emprendedora hace los negocios, acorde con lo pactado en el contrato mediante el cual le asignan el dinero, obtiene facturas de lo negociado (sin haber recibido lo negociado), envía esas facturas al auditor asignado y si este auditor aprueba esas facturas, El mismo las pasa a la entidad fiduciaria para que esta entidad genere el pago (la consignación)respectivo al proveedor de la SAS y luego la SAS tiene que ponerse pilas para que el proveedor cumpla con entregarle lo negociado. POR LAS MANOS (CAJA) DE LA SAS NO PASA UN SOLO PESO DE ESTOS APOYOS ECONOMICOS. TERMINO DICIENDO QUE A LAS PERSONAS JURIDICAS NO APLICAN LAS CEDULAS DE LAS PERSONAS NATURALES PARA DECLARAR RENTA. LA SAS TIENE QUE DECLARAR RENTA Y EL BENEFICIO FISCAL ES PARA LA SAS (ES DECIR, PARA LA PERSONA JURIDICA).

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.