Así como el estado persigue a sus ciudadanos con la UGPP debería perseguir a las EPS

La UGPP ha resultado muy eficiente a la hora de encontrar evasores de los aportes a seguridad social  y a la hora perseguir a quienes adeudan recursos al sistema general de seguridad social, pero el estado no hace el mismo esfuerzo para meter en cintura a la contraparte: las EPS

A las EPS se les paga por prestar un servicio, pero no lo prestan  y si acaso lo prestan lo hacen con  deficiencia casi homicida, y cuando mal prestan un servicio, no pagan a quien lo presta por ellos: Hospitales, clínicas, IPS, médicos, laboratorios, etc.

¿Cómo es posible tanta impunidad con las EPS?

Si la UGPP puede fiscalizar y hurgar en el fondo de los bolsillo de millones de ciudadanos, ¿cómo es que el estado no puede fiscalizar 4 EPS?

Es evidente que en algún eslabón del sistema no hay interés en conseguir que las EPS paguen lo que deben pagar. Para ellas el ministerio de salud es inoperante. Igual la superintendencia de salud. No hay quien meta en cintura a estas entidades.

Los pacientes se mueren esperando medicamentos, cirugías o una cita con algún especialista al que apenas le pagan $20.000 o $30.000, eso cuando les pagan. Los hospitales se quiebran porque las EPS no pagan los servicios que estos prestan a los usuarios de las EPS.

¿Qué hacen la plata las EPS? ¿La comparten con quienes tiene que vigilarlas para que no las vigilen?

¿Cómo es que una EPS no tiene dinero para pagar si cuenta con lo que recauda de los trabajadores y afiliados y con lo que el estado les gira por tratamientos fuera del POST y por el tal UPC? Tanta plata que les ingresa y ni prestan los servicios como debe ser ni pagan los servicios que  prestan.

Es evidente que entre inversores en las EPS y quienes gobiernan y legislan (congreso y funcionarios públicos) existe un contubernio dirigido a no hacer nada, a mirar para otro lado mientras millones de personas padecen de crueles enfermados que no le son tratadas debidamente aunque previamente han pagado por ello.

El ministro de salud que sufre una enfermedad que es una sentencia de muerte para un usuario cualquiera de una EPS, se jacta diciendo que no es un privilegiado, que ha recibido el mismo tratamiento que recibe cualquier ciudadano, pero no repara en que todo el proceso de diagnóstico e inicio de tratamiento se lo hicieron en una semana, cuando un ciudadano común y corriente suele llevarse entre 6 meses y un año apenas para ser diagnosticado, y luego para ser tratado requiere otros meses y muchas visitas a un juez para que ordene a la EPS suministrar el tratamiento, y ahora las EPS ni siquiera hacen caso a los jueces, ¿y cómo el ministro tiene el descaro de decir que no es un privilegiado?

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Jose Villa dice:

    PERFECTO!!!!

    Así es!!!!

    A esa CORRUPCION no le meten la mano.
    Toca esperar que USA hable para que aquí hagan la PANTOMIMA como sucedió con el caso Odebrech y como de seguro acontecerá con los magistrados, exmagistrados, fiscales, exfiscales, congresistas, ministros, presidente de la república, gobernadores, alcaldes y demás SEPULCROS BLANQUEADOS.

    Hay que ver cómo mueve y muestra sus manos farcsantos…….. el AUTENTICO SEPULCRO BLANQUEADO.

  2. Sandra R dice:

    !!! Que bien que se les digan las cosas como son ……más claro imposible; ojala lo lean haber si se pellizcan!!!

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.