Aspectos a considerar al declarar su patrimonio

Por

Cuando las personas naturales tienen que declarar renta, deben declarar todos los activos que estén a su nombre lo mismo que los pasivos a su cargo, de cuya diferencia resulta el patrimonio líquido fiscal.

Hay algunos aspectos importantes que una persona natural debe tener presente a la hora de declarar los activos que conforman su patrimonio, pues este es un elemento importante en el impuesto a la renta.

Los activos se declararan según su el valor patrimonial de acuerdo a las normas generales que contempla el estatuto tributario, pero en el caso de las personas naturales por su informalidad y debido a que muchas no llevan contabilidad, resulta difícil que el valor patrimonial de los activos se corresponda a lo que dispone el estatuto.

En primer lugar debemos señalar que el patrimonio se utiliza para lo siguiente:

  1. Para determinar la renta presuntiva
  2. Para determinar una posible renta por comparación patrimonial
  3. Para determinar el impuesto a la riqueza cuando hay lugar a ello
  4. Para determinar la ganancia ocasional en caso de vender bienes que hacen parte del patrimonio

Como se puede observar, el estado tiene especial interés en que los contribuyentes determinen correctamente su patrimonio y de allí que ha regulado casi todo (artículos 261 al 286 del estatuto tributario)

Se puede señalar que entre más elevado sea el patrimonio, más elevados serán los elementos enumerados anteriormente (Renta presuntiva, renta por comparación patrimonial,  impuesto a la riqueza y ganancia ocasional), lo que lleva a las personas naturales a tratar de bajar el valor fiscal de su patrimonio, pero ello no siempre es recomendable.

En los tres primeros elementos no hay mayor problema. El verdadero problema viene en la ganancia ocasional.

Las personas recurren a infinidad de estratagemas para que su patrimonio fiscal no se eleve mucho, pero olvidan que ello implica una alta ganancia ocasional y una considerable diferencia por comparación patrimonial.

Ejemplo:

Pepito compra un apartamento en $200.000.000 y lo escritura por $100.000.000 para que su patrimonio no se vea tan elevado.

El punto es que ese valor que se declara es el que constituirá el costo fiscal hacia el futuro y cuando lo venda, tendrá que pagar la cuenta.

Supongamos que dentro de 10 años vende ese apartamento en $500.000.000.  Su costo fiscal con todo y reajuste seguramente no llegará  ni a $150.000.000, lo que significa que tendrá una ganancia ocasional de $350.000.000, por lo que su impuesto por ganancias ocasionales será bien elevado, de suerte que en realidad el contribuyente termina perjudicado, sólo que en diferido.

Y es algo que la personas hacen todo el tiempo sin hacer una planificación ignorando que hacia futuro la cuenta puede resultar costosa.

Otra de las razones por las que se suele declarar activos por un valor inferior al real, es para el ocultamiento de ingresos, pues el mayor valor pagado y no declarado sale de la declaración de renta.

Ejemplo:

En el 2016 usted tenía un patrimonio de $300.000.0000.

En el 2017 usted obtuvo ingresos extras por $200.000.000 y decide comprarse una casa por $200.000.000.

Para evitar que su patrimonio en el 2017 quede en $500.000.000 usted escritura y declara ese apartamento por $100.000.000 y así su patrimonio fiscal a 2017 quedará en $400.000.000, lo que le permite desaparecer $100.000.000 de ingresos lo que cuadra con su incremento patrimonial.

Y aunque usted logra desaparecer unas rentas al tiempo que cuadra aritméticamente su patrimonio, llega al mismo problema anterior, pues su patrimonio comercial tendrá un valor muy superior al fiscal, y en algún momento usted tendrá que liquidar ese patrimonio y es cuando el estado recoge lo suyo por impuesto a las ganancias ocasionales.

Ahora, cuando la personas abusan de esta maniobra, puede emergen un  evidente enriquecimiento sin causa justa, y ya el problema no solo será con la Dian sino con  la fiscalía.

¿Es lógico que una persona declare un patrimonio fiscal de $500.000.000 cuando el valor comercial de ese mismo patrimonio es exageradamente superior?

Si bien la estrategia de comprar por un valor y declarar por otro inferior es de uso extendido,  es una práctica que se debe hacer con la debida planificación a futuro, pues si abusa de ella pueden surgir inconvenientes.

Si bien muchas personas lo hacen sin en el ánimo de evadir impuestos sino de ahorrarse unos pesos en escrituración y registro, aun así es una práctica indebida que mal llevada resultará en un dolor de cabeza.

Respecto a los pasivos

Decíamos que los pasivos son un elemento importante por cuanto permiten disminuir el patrimonio líquido, pues este es igual a los activos menos los pasivos, y las personas en su obsesión de mostrar un patrimonio fiscal menor, declaran pasivos que no cumplen con los requisitos legales.

Los pasivos deben estar probados, y tratándose de las personas naturales, en caso que no lleven contabilidad, sólo pueden probarlos don documentos de fecha cierta, así que no se deben declarar deudas con la suegra, con la mamá o con los hermanos, a no ser que tengan fecha cierta, lo cual puede suponer contratos, titulas valores, autenticaciones, etc., que cuando la Dian revisa esos pasivos no acepta cualquier papel firmado como  prueba.

Tenga en cuenta que el estado casi nunca pierde. A él se le debe pagar hoy o mañana. De entrada o de salida, usted o sus herederos, así que lo ideal es hacer lo correcto y  pagar lo justo hoy, y no lo justo mañana más sanciones e intereses a tasa de usura.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.