Aspectos básicos de la tributación en China

17.800 millones de dólares fueron las ventas totales reportadas el 11 de noviembre de 2016 por la empresa dedicada a las ventas por internet más grande del mundo, denominada “Alibaba” la cual es originaria en la República Popular de la China. La exorbitante cifra se enmarcó en una celebración denominada “el día del soltero”, que consiste en celebrar el mencionado estado civil con varias actividades, entre ellas las compras.

Viendo lo masivo del mercado Chino, resulta entonces válido indicar la forma en la cual una sociedad que ejerza actividades en dicho territorio deberá cumplir su carga impositiva para con el estado, es decir, tributar.

Se considera entonces imperativo realizar una breve explicación del Sistema Tributario Chino, en este caso de la mano del Dr. Luis Alfonso Martínez Ginger, quien es citado a continuación in extenso:

«La estructura impositiva en China se basa en la descentralización administrativa entre el Estado y la Administración de los Gobiernos locales. Así, se puede distinguir tres clases de impuestos, los centrales, los locales y los impuestos compartidos. Así, se encuadran en el ámbito de los impuestos estatales o centrales, los impuestos aduaneros, el impuesto al consumo, el Impuesto a la adquisición de vehículos y el gravamen a las embarcaciones por tonelaje. Por el contario, son impuestos exclusivamente locales, el Impuesto sobre bienes inmuebles, el impuesto sobre la plusvalía del terreno, el impuesto por el uso de terrenos en ciudades y pueblos, el impuesto sobre ocupación de terrenos agrícolas, el impuesto sobre la transmisión del título de propiedad de bienes inmuebles, el impuesto sobre los banquetes, el impuesto sobre vehículos y embarcaciones y el gravamen por el uso de áreas mineras. Finalmente, los impuestos más relevantes desde el punto de vista recaudatorio son de carácter compartido; así, tienen esa característica el Impuesto sobre el valor añadido, el impuesto de actividades económicas, el impuesto sobre la renta de las personas físicas, el impuesto sobre la renta de las empresas, el impuesto de recursos naturales, el impuesto del timbre y el impuesto sobre mantenimiento y construcción urbana.175»[1]

En China, el Impuesto al Valor Agregado (en adelante IVA), de acuerdo a lo antes citado, es un impuesto de carácter recaudatorio mixto y en él se evidencia mejor la forma en la cual deben realizarse las diferentes transacciones a nivel local de forma correcta. Para continuar exponiendo el sistema recaudatorio del IVA, vuelvo a citar al profesor Martínez:

«La Administración estatal de impuestos (SAT) que depende del Consejo de Estado es la encargada de la coordinación con las agencias tributarias locales de la gestión tributaria de tales impuestos. La SAT tiene oficinas y delegaciones en los distintos niveles provinciales, municipales…, y se encarga de recaudar los impuestos estatales y los compartidos, tales como el IVA, el impuesto sobre el consumo, el impuesto sobre la renta de las empresas… Por otro lado, las Agencias tributarias locales están repartidas por todo el territorio y se encargan de recaudar los impuestos locales.»[2]

Un asunto que vale la pena resaltar es la similitud entre el sistema contributivo frente al IVA entre China y Colombia, y es que se pueden hallar ciertos equivalentes que facilitan la comprensión de un sistema que de por si es complejo. Es así como en China es posible descontar los impuestos pagados por la adquisición de bienes o servicios (siempre y cuando estén bien soportados), también existe un equivalente a nuestro régimen simplificado (pequeño contribuyente) que si bien tiene que liquidar IVA (3%) el que le hayan generado no se lo puede descontar; existen tarifas diferenciales (13% y 17%); además de existir bienes y servicios gravados a tarifa del 0% (aquellos que se exportan) y otros excluidos que no dan derecho a descontar o solicitar en devolución el impuesto pagado.[3] para efectos tributarios.

[1] MARTINEZ GINGER, Luis Alfonso. Aspectos Fiscales De Las relaciones comerciales con china: el convenio para evitar la doble imposición. En: El Comercio Con China, Oportunidades Empresariales, Incertidumbres Jurídicas. Editorial Roca Junyent, Valencia 2010. P. 268.

[2] Ibídem. Pp. 268 y 269.

[3] Información obtenida de una página web oficial de la República Popular China, consultada por última vez el 21 de agosto de 2017: http://www.chinatax.gov.cn/ 2013/n2925/n2959/ c307248/content.html

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.