Atención integral para las personas que presenten trastornos derivados del consumo de drogas psicoactivas

Por

La Superintendencia de Salud recordó que las personas que presenten trastornos derivados del consumo, abuso y adicción a sustancias psicoactivas, trastornos mentales, o los dos trastornos de forma concomitante tipo patología dual, tienen derecho a ser atendidas en forma integral por las Entidades que conforman el Sistema General de Seguridad Social en Salud y las instituciones públicas o privadas para el tratamiento de dichos trastornos.

En línea con lo anterior, la superintendencia advirtió a las Entidades Promotoras de Salud, Instituciones Prestadoras del Servicio de Salud públicas, privadas y mixtas, y las Entidades Territoriales de Salud que, dentro del marco de sus competencias deben garantizar a las personas con Problemas y Trastornos Asociados al Consumo de Sustancias Psicoactivas y/o Salud Mental, las actividades de promoción de la salud, prevención de la enfermedad, de atención médica y hospitalaria que, en términos generales, comprenden:

Sobre la atención de los problemas y trastornos asociados al consumo de sustancias psicoactivas:

  1. Atención de urgencias;
  2. Atenciones ambulatorias intramurales y extramurales;
  3. Atenciones con internación;
  4. Suministro de dispositivos médicos;
  5. Suministro de medicamentos;
  6. Traslado asistencial de pacientes;
  7. Servicios de apoyo diagnóstico y terapéutico;
  8. Rehabilitación Funcional de la Deficiencia-Discapacidad (Física, Sensorial o Mental);
  9. Rehabilitación sensorial;
  10. Servicios Odontológicos;
  11. La atención para los derechos sexuales y reproductivos, que incluyen el examen de VIH/Sida y de enfermedades de transmisión sexual, en los casos en que la persona haya sido víctima de acceso carnal violento y el servicio de interrupción voluntaria del embarazo en los casos permitidos por la jurisprudencia de la Corte Constitucional y/o la ley, con absoluto respeto a la voluntad de la víctima;
  12. Psicoterapia Ambulatoria y Atención con Internación en Salud Mental, de acuerdo con lo previsto en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC;
  13. Las acciones en servicios de salud previstas en la Ruta Integral de Atención en Salud sobre trastornos debidos a usos de sustancias psicoactivas y adicciones relacionada con el consumo de sustancias psicoactivas y los trastornos y adicciones debidos al uso de las mismas, que corresponda a atenciones, valoraciones, evaluaciones e intervenciones incluyen las requeridas por los diferentes profesionales de salud, cubiertas en el Plan de Beneficios con cargo a la UPC;
  14. Actividades de Salud Pública Colectiva.

Instrucciones para los Prestadores de Servicios de Salud

La red integral de prestación de servicios de salud mental incluye modalidades y servicios integrados a los servicios generales de salud de las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud públicas, privadas y mixtas en materia de Atención Ambulatoria, Atención Domiciliaria, Atención Prehospitalaria, Centro de Salud Mental Comunitario, Grupos de Apoyo de Pacientes y Familias, Hospital de Día para Adultos, Hospital de Día para Niñas, Niños y Adolescentes y Jóvenes, Unidades de Salud Mental y Urgencia de Psiquiatría; en virtud de ello deben:

  1. Garantizar a la persona con problemas y trastornos asociados al consumo de sustancias psicoactivas y/o salud mental, la debida aplicación del TRIAGE (clasificación de los pacientes) en los términos previstos en la Resolución MSPS 5596 de 2015 y demás disposiciones que la modifiquen, sustituyan o adicionen, así como garantizar la atención de urgencias y correspondiente estabilización. La atención de urgencias debe realizarse en la Institución Prestadora de Servicios de Salud más cercana al lugar de los hechos, independientemente de si hace parte de la red de servicios del asegurador o no.
  2. Los prestadores de servicios de salud que tengan el servicio de urgencias habilitado, en ningún caso pueden negarse a la atención de los usuarios bajo argumentos tales como que no es una urgencia vital o minimizar la situación de salud del paciente bajo el entendido que está bajo los efectos de sustancias psicoactivas. El usuario debe obtener la valoración médica, en la cual se debe especificar la condición y conducta a seguir.
  3. La atención hospitalaria debe brindarse con un enfoque psicosocial y comprende el traslado, la hospitalización (que incluye atenciones médicas, quirúrgicas, de rehabilitación y otras según cada caso), plan de atención integral (físico y mental), servicios médicos y plan de egreso, seguimiento y manejo ambulatorio.
  4. La atención en salud debe brindarse de manera coordinada, a partir de un adecuado sistema de referencia y contrarreferencia, a través de la red de prestadores de la EAPB (Entidades Administradoras de Planes de Beneficios), en el caso de que la persona con problemas y trastornos asociados al consumo de sustancias psicoactivas y/o salud mental se encuentre afiliada al Sistema General de Seguridad Social en Salud, o con la entidad territorial, en el caso de que esta no se encuentre afiliada; siempre garantizando la atención oportuna, continua e integral.
  5. Para el caso de los padres o adultos responsables del paciente menor de 18 años a quien se le preste atención por trastorno asociado al consumo de sustancias psicoactivas, se deberá diligenciar el respectivo consentimiento informado, donde se incluya que, en caso de abandono del paciente, se notificará al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), a la Fiscalía General de la Nación y a las demás autoridades competentes para garantizar la prevalencia de los derechos del menor del artículo 44 de la Constitución Política y el principio de protección integral del artículo 7° de la Ley 1098 de 2006, para que tomen las medidas del caso vulneración de derechos, maltrato o descuido.
  6. Para el caso de los familiares del paciente de la tercera edad a quien se le preste atención por trastorno asociado al consumo de sustancias psicoactivas, en el consentimiento informado se deberá incluir que, en caso de abandono del paciente, se notificará a las autoridades competentes para que investiguen lo relacionado con el posible maltrato por descuido, negligencia o abandono en persona de la tercera edad.
  7. Documentar y socializar la política de seguridad del paciente, estableciendo los respectivos controles y realizando monitoreo y seguimiento para reducir el riesgo ante posible huida del paciente o intento de suicidio, mediante la implementación de la Guía Técnica del Ministerio de Salud y Protección Social sobre las Buenas Prácticas de Seguridad del paciente en la Atención en Salud, para reducir el riesgo en la atención de pacientes con enfermedad mental.
  8. En el evento que una persona con problemas y trastornos asociados al consumo de sustancias psicoactivas requiera atención en salud, no cuente con algún tipo de aseguramiento y manifieste no tener capacidad de pago, la Institución Prestadora de Servicios de Salud sea pública, privada o mixta deberá prestar apoyo y orientación inicial a su familia e inmediatamente informar lo pertinente a la entidad territorial para que se proceda con la gestión de afiliación al SGSSS en los términos del artículo 32 de la Ley 1438 de 2011. En todo caso, el pago de los servicios de salud prestados será cancelado por la EAPB desde el momento de la afiliación; si no se hubiera afiliado se pagará con recursos de oferta (PPNA) a la institución prestadora de los servicios de salud por parte de la Entidad Territorial respectiva.
  9. Para el caso de pacientes menores de edad que requieren atención por trastorno asociado al consumo de sustancias psicoactivas y que no cuenten con un familiar acudiente, se deberá reportar inmediatamente el caso al ICBF.

En esta parte vamos a ocuparnos de las instrucciones impartidas recientemente por la Superintendencia de Salud a las EPS, a la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec), a las ARL, a los regímenes exceptuados y especiales y a las Entidades Territoriales de Salud, sobre las obligaciones que les asiste a ésta en materia de atención integral para las personas con trastornos asociados al consumo de drogas psicoactivas.

Para las EPS del régimen contributivo y subsidiado

  • Garantizar la inclusión de la población con problemas y trastornos asociados al consumo de sustancias psicoactivas dentro de la caracterización poblacional para definir enfoques diferenciales y de seguimiento a los afiliados y sus beneficiarios respecto al consumo de sustancias psicoactivas.
  • Incorporar y diseñar estrategias de prevención en el inicio del consumo de sustancias psicoactivas que incluyan la gestión del riesgo en salud para la población afiliada en las etapas de curso de vida desde la infancia hasta la vejez.
  • Implementar, evaluar y monitorear el sistema de gestión integral del riesgo en salud, a partir de los resultados de la caracterización de su población y de los contenidos del ASIS (Análisis de Situación en Salud) elaborado por la entidad territorial respectiva.
  • Generar estrategias de inclusión de actividades de prevención secundaria dentro de los programas de Protección Específica para las personas con problemas y trastornos asociados al consumo de sustancias psicoactivas y/o salud mental.
  • Disponer de una red de prestación de servicios de salud integral para la atención en salud mental, así como realizar la gestión de servicios para la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud, el tratamiento y reducción de riesgos y daños asociados al consumo de sustancias psicoactivas.
  • Diseñar, implementar, coordinar y hacer seguimiento al sistema de referencia y contrarrefencia las acciones y estrategias, de manera que se garantice el acceso efectivo de las personas con problemas y trastornos asociados al consumo de sustancias psicoactivas y/o salud mental, a los servicios de salud que necesiten.
  • Desarrollar un plan de auditoría y seguimiento a las IPS que hacen parte de su red y demás prestadores de servicios de salud con los que haya suscrito acuerdos de voluntades, con el objeto de garantizar el cumplimiento de las actividades dirigidas a sus afiliados con problemas y trastornos asociados al consumo de sustancias psicoactivas.
  • Propender porque sus IPS y demás prestadores de servicios de salud con los que haya suscrito acuerdos de voluntades, apliquen y cumplan las responsabilidades establecidas por el protocolo de vigilancia en salud pública de consumo de sustancias psicoactivas con énfasis en sustancias inyectables.
  • Utilizar la información derivada de la notificación de eventos reportados al Instituto Nacional de Salud para la toma de decisiones y gestión del riesgo de su población.
  • Coordinar con las entidades territoriales las acciones de complementariedad entre los planes de beneficios PIC (Plan de Intervenciones Colectivas) y Plan de Beneficios con Cargo a la Unidad de Pago por Capitación (UPC), relacionados con el consumo de sustancias psicoactivas.
  • Promover el conocimiento en derechos y deberes de la población que consume sustancias psicoactivas a su cargo, en el uso adecuado de los servicios de salud, la interacción con las alianzas de usuarios y su articulación con las demás instancias defensoras de los derechos de los usuarios del SGSSS.

Para la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec)

  • Garantizar que, en el Modelo de Atención en Salud para la Población Privada de la Libertad o reclusa y en los Manuales Administrativos para la Prestación de Servicios de Salud, sean incluidos procesos de atención diferenciales en salud para las personas con problemas y trastornos asociados al consumo de sustancias psicoactivas y/o salud mental que se encuentren privadas de la libertad.
  • Realizar un análisis de la situación de salud de la población privada de la libertad o reclusa con problemas y trastornos asociados al consumo de sustancias psicoactivas y/o salud mental, a partir de la información suministrada por los prestadores de servicios de salud y por conducto del Sistema de Información de Sistematización Integral del Sistema Penitenciario y Carcelario (Sisipec).
  • Solicitar a los prestadores de los servicios de salud con los cuales suscriba acuerdos de voluntades para atender a la población privada de la libertad, la implementación de los programas de desintoxicación y deshabituación que requieran las personas privadas de la libertad en condición de farmacodependencia o drogadicción.

Para las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL)

Diseñar e implementar estrategias de coordinación para la prevención de abuso de sustancias psicoactivas con las EPS.

Para los regímenes exceptuados y especiales

  • Generar e implementar estrategias de seguimiento a los prestadores de servicios de salud frente a la gestión de riesgo en salud de las personas con problemas y trastornos asociados al consumo de sustancias psicoactivas y/o salud mental.
  • Realizar seguimiento permanente de los factores de riesgo psicosocial para proteger, mejorar y recuperar la situación de las personas con problemas y trastornos asociados al consumo de sustancias psicoactivas y/o salud mental.

Para las Entidades Territoriales de Salud

De conformidad con lo previsto en la Ruta Integral de Atención en Salud (RIAS) sobre trastornos debidos a usos de sustancias psicoactivas y adicciones, expedida por el Ministerio de Salud y Protección Social y la normatividad vigente aplicable en la materia, las entidades territoriales tienen las siguientes responsabilidades:

  • Desarrollar procesos de ASIS (Análisis de Situación de Salud) que incorporen la lectura de necesidades intersectoriales para la prevención y atención del consumo de sustancias psicoactivas.
  • Coordinar, verificar, monitorear y evaluar el acceso de los consumidores de sustancias psicoactivas a los servicios de salud con calidad y humanización.
  • Evaluar y monitorear la capacidad instalada de los prestadores de servicios de salud para garantizar la prestación de los servicios de tratamiento a usuarios con consumo de sustancias psicoactivas.
  • Canalizar a las personas consumidoras de sustancias psicoactivas con énfasis en mayor contexto de vulnerabilidad a los servicios de protección social.
  • Garantizar la cobertura universal, la eliminación de barreras de acceso a los servicios de salud garantizando la atención oportuna a personas consumidoras de sustancias psicoactivas.
  • Coordinar, brindar asesoría, asistencia técnica y supervisión a las EAPB, ESE e IPS del ámbito territorial de competencia, para la atención integral de pacientes con consumo de sustancias psicoactivas y la implementación de las políticas, planes y estrategias de acuerdo con las particularidades y contextos territoriales, lo que incluye la coordinación con las EAPB de las acciones de complementariedad entre los planes de beneficios PIC y Plan de Beneficios con Cargo a la UPC.
  • Dirigir, coordinar y supervisar la red prestadora de servicios de salud para la atención integral de sustancias psicoactivas.
  • Realizar inspección, vigilancia y control del aseguramiento, la prestación de servicio, la verificación de las condiciones de habilitación de los prestadores, así como de los procesos y funcionamiento de la referencia y contrarreferencia de la red de prestadores a usuarios de consumidores de sustancias psicoactivas y demás asuntos de su competencia relacionadas con esta circular.

(Fuente: Circular externa No. 0002 de 12 de abril de 2018 – Superintendencia de Salud).

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Jose Villa Dice:

    Y GRATIS. En cambio a los que pagamos los aportes nos dan vueltas y revueltas con un solo dedo.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.