Ausencia de acuerdo de otrosí no implica desaparición o modificación del contrato

Por

Cuando una de las partes pretende modificar un contrato mediante un otrosí pero no se llega a un acuerdo, es decir, una de las partes no acepta la inclusión de ese otrosí, significa que el contrato no se afecta en absoluto.

En el derecho se presentan situaciones particulares que seguramente no las imaginamos y sólo cuando nos sucede nos percatamos de su importancia.

Para ilustrar este tema traemos el siguiente ejemplo de la vida real que llegó hasta la sala civil de la Corte suprema de justicia.

Un señor firma una promesa de compraventa con una constructora para comprar unos locales comerciales y  paga anticipadamente el valor acordado, pero luego la constructora le exige al promitente comprador que firme un otrosí para modificar el área de los locales comerciales, y el promitente comprador se niega a firmar ese otrosí.

La constructora construyó unos locales comerciales con un área menor a la pactada en la promesa de compraventa, y por eso necesitaba que el promitente comprador firmara ese otrosí para adecuar la promesa de compraventa a la nueva realidad, a lo que el comprador se negó, y éste, entendiendo que la constructora había incumplido la promesa de compraventa, no se presentó en la notaría en la fecha acordada para la firma de la escritura, lo que tampoco hizo la constructora.

Pero resulta que el promitente comprador se equivocó cuando interpretó que por el hecho de no haber firmado el otrosí con el que la constructora  pretendía legalizar su incumpliendo respecto del área prometida, el contrato de promesa de compraventa ya se había incumplido y resulta que no, pues este no se considera incumplido hasta tanto no llegue la fecha en que debe cumplirse y no se cumpla.

¿Qué se debe hacer ante el incumplimiento de un contrato?

Al respecto la sala civil de la Corte suprema de justicia en sentencia SC2307-2018  del 25 de junio de 2018 con ponencia del magistrado Aroldo Wilson Quiroz Monsalve dijo:

«Efectivamente, el accionante parte de la base de que la sociedad demandada incumplió la promesa de venta ajustada entre ellos, al pretender su modificación mediante otrosí que finalmente no llegó a buen término porque no fue suscrito.

Sin embargo, como ya anotó la Corte, el que los negociantes no llegaran a un convenio respecto del aludido otrosí generaba, ni más ni menos, que la promesa de venta suscrita se mantenía sin ninguna modificación y, por contera, que ambos debían honrar las prestaciones allí plasmadas.»

Como ante la negativa del promitente comprador de firmar el otrosí el contrato inicial no fue modificado, este seguía vigente en su totalidad y debía ser cumplido por las dos partes, y el comprador debía presentarse en la notaría en la fecha señalada.

Lo que significa cumplir y allanarse a cumplir en un negocio

Esto es muy importante porque solo se puede demandar el cumplimiento de un contrato si el que demanda ha cumplido con sus compromisos.

Y en esto se equivocó el promitente comprador, puesto que no cayó en cuenta que al no presentarse en la notaría en la fecha indicada, irremediablemente estaba incumpliendo con la promesa de compraventa, lo que le impidió que pudiera conseguir que una acción judicial le ordenara a la constructora que le vendiera los locales que ya había pagado y tan sólo pudo obtener las restituciones mutuas, esto es, que le devolvieran el dinero que había pagado.

Este simple error del comprador le impidió conseguir que la constructora le hiciera la compraventa de unos locales que había pagado con anticipación.

Es por ello que el negociante que está interesado en concretar el negocio prometido, debe cumplir sagradamente con sus obligaciones hasta que se materialice el incumplimiento de la contraparte, para luego intentar que la justicia lo obliga a cumplir, y un otrosí frustrado no implica un incumplimiento ni mucho menos la afectación del contrato principal que se debe cumplir a rajatabla por el interesado.

Temas relacionados

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión? Manténgase Informado.