Aviso de citación no es una forma de notificación

En el procedimiento tributario hay que ser muy precisos en la interpretación de las normas, puesto que una equivocada interpretación puede llevarnos a perder un derecho, una oportunidad legal, o llevarnos a gastar dinero y tiempo un proceso que obligadamente será infructuoso, caso último  que le ha sucedido a varios contribuyentes que equivocadamente han interpretado que el aviso de citación es lo mismo que la notificación misma de un acto administrativo, cuando no lo es en verdad.

La Dian debe naturalmente notificar sus actos administrativos, notificaciones que se pueden hacer personalmente, por correo físico o electrónico o mediante un aviso o edicto.

El artículo 565 del estatuto tributario prevé que algunas actuaciones administrativas se deben notificar personalmente, y que para ello, la Dian puede enviar al contribuyente un aviso de citación mediante el cual se persigue que el contribuyente se acerque a las oficinas de la Dian para ser notificado personalmente sobre la decisión tomada.

Ese aviso de citación que se le envía al contribuyente para que acuda a ser notificado personalmente, no se debe confundir con la notificación misma, puesto que dicha notificación personal es posterior a la citación, y por su naturaleza es diferente, ya que el aviso de citación no contiene nada sobre la decisión tomada, es decir, que de la citación el contribuyente no puede ni siquiera inferir si la decisión tomada por la Dian fue positiva o negativa, eso sólo lo puede conocer cuando se presenta en las instalaciones de la Dian para ser notificado personalmente.

Al respecto ha dicho el Consejo de estado en sentencia del día 4 de marzo de 2010 expediente 16557:

Por su parte, el envío del aviso de citación no puede entenderse como una notificación por correo. Es solo el medio que utiliza la Administración para que el interesado se acerque a las oficinas de impuestos para notificarse personalmente de la decisión del recurso.

Además, la citación para notificación no es un acto administrativo. No crea, modifica ni extingue una situación jurídica. Por lo tanto, no hace parte de las decisiones que deben notificarse por correo, según el artículo 565 inciso primero del Estatuto Tributario.

En consecuencia, los diez (10) días que tiene el administrado para notificarse personalmente de la resolución que resuelve el recurso de reconsideración, deben contarse a partir de la fecha de introducción al correo del aviso de citación, como lo prevé el artículo 565 del Estatuto Tributario . Y, no  desde el recibo de la citación, como lo pretende la actora en aplicación del artículo 566 ibídem.

Importante entonces tener claro que el aviso de citación, aunque conduce a la posterior notificación personal, no es asimilable a esta.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.