Bajar impuestos a las empresas y subirlos a las personas. ¿Bueno o malo?

Por

La respuesta es obvia: bueno para las empresas y malo para las personas. ¿Y para la economía es bueno o malo?

En estas línea hemos dicho anteriormente que la excesiva carga tributaria desestimula a los inversionistas, y hace que las empresas y  personas adineradas no vengan, y las que ha ya están se vayan a buscar mercados más competitivos.

No obstante, todo tiene sus matices, pues nada es blanco o negro, y nada funciona aislado.

Los beneficiados de bajar los impuestos

Indudablemente las empresas se benefician de la bajada de impuestos y en efecto es una medida que puede impulsar la inversión, ¿pero qué tanto?

Una empresa que paga pocos impuestos sin duda tendrá razones para invertir, pero hay un gran pero, y es que la carga tributaria no es la única variable que los inversionistas evalúan a la hora de tomar decisiones.

En este artículo hablamos de lo que hace falta para crecer económicamente, y la carga tributaria es apenas una de las muchas variables a considerar, de manera que si el estado sólo se concentra en disminuir la carga tributaria sin atender las otras variables, el efecto de la disminución de impuestos será mínimo, apenas residual.

Recordemos algunas de las variables que es preciso trabajar en conjunto para que la economía crezca:

  1. Educación.
  2. Salud
  3. Infraestructura
  4. Financiación
  5. Seguridad jurídica
  6. Estabilidad política
  7. Responsabilidad fiscal

Si toda la estrategia se centra en bajar impuestos a las empresas, la economía no se beneficia, y los únicos beneficiados serán los dueños de las empresas que tendrán una mayor utilidad para distribuir.

Bajar los impuestos creyendo que con esa medida aislada las empresas contratarán más empleados, es ingenuo, pues una empresa no contrata nuevos empleados si la demanda de sus productos o servicios no se incrementa.

¿Cree usted que una empresa va a contratar 10 empleados para tenerlos sentados todo el día sólo porque el estado le bajó el impuesto a la renta? No. La empresa contratará esos 10 empleados sólo si la demanda de sus productos y servicios se incrementa, y lo hará incluso si el estado no le baja los impuestos.

El anterior razonamiento es suficiente para advertir que las empresas contratarán nuevos empleados y harán nuevas inversiones sólo si el mercado es capaz de absorber esa producción adicional.

Es por ello que si el gobierno quiere hacer crecer la economía, debe hacer mucho más que bajar impuestos a las empresas.

Bajar impuestos es válido pero deben implementarse otras medidas.

Los perjudicados por la subida de los impuestos

Como el gobierno propone bajar impuestos a las empresas e incrementar los impuestos a las personas naturales, estas por supuesto se ven perjudicadas, y es probable que la economía no se beneficie en gran medida con esa estrategia.

Al incrementar los impuestos a las persona naturales la capacidad de consumo de las personas disminuye por lo que las empresas venderán menos.

En un país con salarios bajos e impuestos altos, es muy poco lo que queda para consumir,  y el margen de las empresas para crecer se reduce, ¿a quién van a vender lo que producen?

Una economía crece en la medida que pueda consumir, porque la oferta (producción) se incrementa sólo si la producción puede ser colocada en el mercado, y si tenemos una población empobrecida y sometida al pago de altos impuestos, es evidente que no es un buen mercado para ninguna empresa por más que le bajen los impuestos.

Queda visto que bajar impuestos a las empresas y subirlos a las personas naturales, y hacerlo sin tomar otras medidas complementarias, no parece contribuir a que la economía crezca.

¿Por qué hacer algo que no funciona?

Como se puede ver, bajar los impuestos a las empresas y subirlos a las personas naturales no aporta casi nada a la economía si se hace sin impulsar otras áreas. ¿Entonces por qué lo hacen?

Sería bueno entender la razón por la que los políticos hacen algo que de forma reiterada se ha demostrado que no funciona, pero con seguridad no hay una razón distinta a la defensa de los intereses políticos al corto plazo.

Al gobierno sólo le interesa cuadrar las cuentas, y si en ese proceso la economía se perjudica, será un problema que debe afrontar el siguiente gobierno y no ellos.

Al gobierno de turno lo único que le importa es recaudar la mayor cantidad de impuestos posibles para gastar (robar) todo lo que se pueda en el poco tiempo que tienen en el gobierno. La consigna es aprovechar el cuarto de hora sin importar las consecuencias macroeconómicas en el largo plazo.

Y con esa lógica encontraron que la mejor forma de lograrlo era bajar los impuestos a las empresas al tiempo que se los suben a las personas.

Y lo hacen así por una razón de fondo que pasa desapercibida.

Hay un hecho que no se puede cambiar: las empresas a las que les cobran muchos impuestos se van del país, desinvierten, y ninguna empresa nueva llegará. Eso el gobierno lo tiene claro y el camino más fácil para que no suceda lo inevitable, es bajarles los impuestos.

¿Y a quién se los suben? Pues a las persona naturales que no se pueden ir del país.

Las personas pobres y las de clase media no pueden huir del país, y no les queda otra alternativa que trabajar más y más para pagar impuestos, al tiempo que las empres pagan menos.

El gobierno sabe que las personas naturales no tienen otra alternativa que someterse al yugo del estado, así que no tienen reparos en freírlos a impuestos.

Pero solo las personas con menos recursos se ven afectadas, pues las personas naturales más adineradas, por su nivel de riqueza pueden escapar a la alta tributación, pues estas actúan por medio de empresas (que pagan menos impuestos), y además tienen al alcance herramientas que les permiten escapar al sistema tributario diseñado para los demás mortales que no tienen otro camino que seguir pagano altos impuestos.

A más capital menos impuestos.

Y es hay otro hecho que no se puede cambiar: entre más dinero se tiene más herramientas y posibilidades hay de pagar menos impuestos.

Obedeciendo a esa lógica perversa el gobierno se centra en los impuestos regresivos como el Iva, y es por ello que su intención es gravar con Iva absolutamente todos los productos, pues de esa forma se asegura que toda persona, así sea indigente, pague por impuestos al menos el 19% de lo que se ganan.

Y no estamos exagerando. Por medio del Iva el estado obliga a tributar al más pobre de todos los pobres. Nadie escapa al apetito voraz del gobierno.

¿Y la solución?

La solución no es otra que tomar las medidas integrales que se requieren para mejorar la competitividad y con ello mejorar la economía, pues entre más crece una economía más ingresos fiscales obtiene el estado sin necesidad de incrementar impuestos.

Un sencillo ejemplo ilustra el camino a seguir.

Supongamos un país con un PIB de 1.000 unidades y un recaudo fiscal del 5% del PIB, esto es, 50 unidades al año.

Si el estado quiere recaudar más de esas 50 unidades puede hacerlo por una de las siguientes vías:

  1. Incrementando el PIP, por ejemplo a 1.200
  2. Incrementando la carga tributaria al 6% del PIB, por ejemplo.
  3. Una combinación de las dos anteriores.

Pero nuestro gobierno siempre ha implementado políticas economías y fiscales  enfocadas a la solución número 2,  y el resultado ya lo conocemos.

El problema para optar por la primera solución se es que se requieren medidas a largo plazo, y los políticos quieren ingresos para gastarlos  hoy y no para que otros políticos  se los gasten en el siguiente gobierno, que no saben si serán sus amigos o los contrarios, así que de forma egoísta se aseguran los ingresos hoy sin importar lo que la ciudadanía pueda sufrir.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

7 Opiniones
  1. ALMENIO ZARAZA Dice:

    Sí, en las líneas preparadas, sin buscar fofos pretextos, jamás un gobierno al llegar ha timonear los destinos del País, toma medidas contundentes para evitar que al pueblo se le desangre sin temor ni se ufana frente al sufrimiento que debe soportar quien recibe siempre las nefastas consecuencias.
    Todo se soluciona con impuestos, Reformas y Leyes, impuestas para que la única alternativa sea continuar, porque no hay otra salida. Más pobreza, menos oportunidades para vivir en condiciones dignas, más limitaciones para disfrutar de un óptimo servicio en salud; la educación, sólo es asequible para quienes pueden contar con ingresos seguros, no con el A.I.S., sino para aquellos bendecidos por nuestra ignorancia, para quienes ingresos mensuales de $32'000.000 no les alcanza para nada, mientras que un Profesional Universitario, si está por el camino del padrinazgo, debe sostener su núcleo familiar con ingresos que no superan un MILLÓN ($1'000.000) DE PESOS M/CTE. MENSUALES, y cubrir deudas contraídas con el ICETEX.
    En sentido muy particular debo indicar que para el año 2003, contando con empleo y con vitalidad para generar ingresos, debía sostener mi hogar con un salario mensual de UN MILLÓN QUINIENTOS MIL PESOS ($1'500.000) M/CTE. dinero que debía alcanzar para educar mis tres (3) hijos. Se acabó por orden del gobierno de turno la empresa, y fuimos lanzados a la calle más de CINCO MIL (5.000) servidores, con lo que se beneficiaba una parte importante de la población Colombiana, porque al tener ingresos, hay circulante para alimentación, educación, transporte, contribuir con el sostenimiento de familiares, etc. Con pretextos salidos de la realidad económica del País, llegó la boyante Privatización y ha sido el causante de tanta desigualdad social. Hoy acorralado por el peso de los años, sin ingresos y con los achaques propios de la decadencia en salud, vivo sumergido en la más absurda desilusión, porque luego de laborar más de VEINTIOCHO (28) AÑOS, prestando mis servicios laborales para 12 entes económicos, desconociendo tiempos cotizados, milagrosamente logré ser reconocido en el denominado "RÉGIMEN DE TRANSICIÓN", según el Artículo 36 de la Ley 100 de 1993.
    En estas condiciones, hoy, ni tengo PENSIÓN, y debo subsistir a duras penas, con unos DOSCIENTOS MIL PESOS ($200.000) M/CTE. como ingresos mensuales para no fallecer de hambre. Pareciera una novela, pero es la realidad que afronta quien luchó por una Colombia mejor y soñó con una vejez digna, pero sólo brilla en la turbulencia de mi cruel realidad. ¿Qué País hallarán estos jóvenes, egresados de la Universidad?, para quienes encontrar un empleo es una completa lotería, quedando en la oscuridad, tanto sacrificio realizado por Papás, y tanto desvelo para hallar oportunidades que proyecten un mejor futuro. Espero no incomodar con mi penuria y quienes contemplen estas sentidas líneas, no se incomoden por expresar la realidad. Muy amables...

    Responder
  2. MANUEL ANTONIO BOTERO BORDA Dice:

    Es apropiado pero es absolutamente indispensable que haya, bastante antes, ( entre 6 meses y un año ) una buena acumulación de producción generada tanto por incremento de productividad como de suficiente crédito.
    Mayor capacidad de consumo al subir sueldos quizás permita, si hay producción acumulada, aumentar las ventas/demanda , reducir los costos, bajar los precios y quizás incrementar el empleo.
    Si no hay ese aumento muy anticipado de producción, la inflación se come inmediatamente el aumento de sueldos

    Responder
  3. Adolfo L. Camacho Dice:

    Leí el artículo que en cada párrafo reflejaba el pesimismo basado en el histórico devenir de nuestros ciudadanos y políticos que los representaron, con enfoque mas personalista que de bien común. Es obvio que se debe crear todo lo que se necesita, atrayendo con el emprendimiento y la ética todas las cosas buenas que nos compense el vivir armónicamente. Es básico aplicar la ya existente articulación de los mecanismos de inspección, vigilancia y control, para hacerlos eficientes y eficaces, simultáneamente con una justicia real y oportuna. Pero para eso requerimos fomentar desde nuestro barrio, nuestra Junta de Acción Comunal la participación ciudadana para debatir y priorizar las soluciones a las problemáticas detectadas, trabajando en equipo, sugiriendo, haciendo y recibiendo observaciones, quejas y reclamos que permitan identificar dichos problemas. No esperemos desde nuestro confort o nuestra pobreza que las cosas nos lleguen desde el Gobierno, del Estado o del político de turno que nos convenció de votar por él.

    Responder
  4. Cagiolbe Dice:

    La africanizacion de Colombia avanza a pasos desmesurados
    gracias a la corrupción de un estado mafioso, si por mafia se entiende un aparato antisocial que comete toda clase de crímenes contra la sociedad, violando todos los principios básicos de ética y convivencia. Los criterios neoliberales de tan nefastos resultados han sumido al país en una profunda crisis en todos los aspectos hasta lograr el objetivo de ser el tercer país más desigual del mundo.Larga noche de miseria nos espera.

    Responder
  5. Julio César Dice:

    Subir impuestos al que gane mas de un salario integral. Que los empleados del estado incluyendo congresistas etc paguen retefuente sin derecho a devolución o compensación en la declaracion de renta.

    Responder
  6. Carlos Arturo Yepes Serna Dice:

    Hablar de economía y administración pública puede ser, pero no es lo que parece ser,si no consideramos la esencia de la esencia. La causa no es si suben el salario, suben o bajan los impuestos y a quienes afecta. Nos ha faltado conocimiento en varias materias para gobernar; porque no hay vigilancia, control, proyección, visión, inversión y pago de gastos administrativos, legislativos y judiciales transparentes ajustados y reales, ni ha existido una sanción eficaz. Ver detalles y soluciones económicas, tributarias, jurídicas, legislativas, administrativas y sociales entre otras, en mi libro -Develación Democrática, Fin a la Impunidad-.

    Responder
  7. LUIS CARLOS ROJAS MEJIA Dice:

    Aunque concuerdo en muchas cosas con el analisis propuesto, tambien hay que analizar, que lo que esta pensando el gobierno, basado en sus estadisticas que cuentan que, de cada 100 negocios que existen en colombia 42, estan en la total informalidad, 58, son legales y cumplen con el total de los requisitos exigidos por la legislacion colombianas. De esos, 58 negocios, el 97% son personas naturales y que solo aportan a los ingresos del pais un 15% a traves de los impuestos, y el 3% retante son personas juridicas que aportan 85% de los ingresos del pais, a traves de los impuestos. entonces, segun analizo, el gobierno pretende presionar a las personas naturales atraves de mayores impuestos, para que estas se asocien y formalicen en personas juridicas, obteniendo mayores ingresos via impuestos, mayor control, via exogena, menos evasion, via mayor numero de visitas, mayor control en transaciones comerciales, via factura electronica, brevedad en recaudo, via retencion en la fuente. etc.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.