Base para aplicar el reajuste fiscal contemplado por el artículo 280 del estatuto tributario

Por   19/11/2017

El artículo 280 del estatuto tributario le da la opción al contribuyente para que aplique a sus activos el reajuste fiscal allí contemplado, y veamos ahora sobre qué base se debe aplicar ese reajuste, si es que el contribuyente opta por aplicarlo.

El artículo 280 del estatuto tributario dice que:

«los contribuyentes podrán ajustar anualmente el costo de los bienes que tengan el carácter de activos fijos en el mismo porcentaje en que se ajusta la Unidad de Valor Tributario, salvo para las personas naturales cuando hubieren optado por el ajuste previsto en el artículo 73 de este Estatuto.»

El artículo 280 nos dice que se puede aplicar un reajuste fiscal, pero nada dice sobre la base que se debe utilizar, o sí, pues se refiere expresamente al costo de los bienes que tengan el carácter de activos fijos.

El reajuste fiscal se aplica sobre el costo fiscal de los activos fijos, luego, debemos determinar cuál es ese costo fiscal a que se refiere la norma.

El costo fiscal de los activos fijos está dado por el artículo 69 del estatuto tributario:

«DETERMINACIÓN DEL COSTO FISCAL DE LOS ELEMENTOS DE LA PROPIEDAD, PLANTA Y EQUIPO Y PROPIEDADES DE INVERSIÓN. Para efectos del impuesto sobre la renta y complementarios, el costo fiscal de los elementos de propiedades, planta y equipo, y propiedades de inversión, para los contribuyentes que estén obligados a llevar contabilidad, será el precio de adquisición más los costos directamente atribuibles hasta que el activo esté disponible para su uso, salvo la estimación inicial de los costos de desmantelamiento y retiro del elemento, así como la rehabilitación del lugar sobre el que se asienta, en el caso que le sea aplicable. Adicionalmente harán parte del costo del activo las mejoras, reparaciones mayores e inspecciones, que deban ser capitalizadas de conformidad con la técnica contable y que cumplan con las disposiciones de este Estatuto.

En las mediciones posteriores de estos activos se mantendrá el costo determinado en el inciso anterior. Para efectos fiscales estos activos se depreciarán según las reglas establecidas en el artículo 128 de este Estatuto.

(...)»

Queda claro entonces que dentro de la base para aplicar el ajuste fiscal contemplado por el artículo 280 del estatuto tributario, se consideran aspectos como adiciones, mejoras y reparaciones, lo mismo que la depreciación.

El costo base será el que figure a 31 de diciembre del año anterior al año en que se aplica el ajuste. Así, si se pretende aplicar el ajuste en el año gravable 2009, se tomará como base el costo determinado conforme al artículo 69 del estatuto tributario a 31 de diciembre de 2008.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.