Bogotá emite memorando 1244 de 2017, aclarando ingresos para efectos de ICA sin las NIIF en los términos de los artículo 27 y 28 del estatuto tributario

La Subdirección Jurídico Tributaria de la Dirección Distrital de Impuestos de Bogotá expidió el pasado 24 de abril de 2017 el memorando 1244, en el cual señaló que los ingresos para ICA son  tomados de los ingresos para renta, y en esa medida aplican las NIIF de forma general para determinar el ingreso gravado con ICA.

Dentro de los fundamentos más importante del memorando resaltamos los siguientes:

“Ya reconocida la naturaleza de los contribuyentes, estén o no obligados a llevar contabilidad, resulta irreductible,  al  momento de diseccionar el elemento fáctico de  sujeción  del  tributo  en  análisis,  reconocer  como factor  determinante  para señalar su obligatoriedad,  el ingreso  como componente inherente a la  exigencia del  impuesto,  razón  suficiente  para  entender  en  qué  momento  se  entiende realizado  el ingreso, tanto para los sujetos no obligados a llevar contabilidad, como para los obligados.” (…)

(…) “A manera de colofón en este tópico,  se entiende que en el caso de los obligados a llevar contabilidad, el ingreso realizado es el ingreso devengado contablemente en  el  año   o  periodo  gravable,  argumento  que  se  sustenta  con  base  en  los principios generales NIIF, los cuales han sido desarrollados a lo largo del Decreto 3022 de 2013 "Por el cual se reglamenta la Ley 1314 de 2009 sobre el marco técnico normativo para los preparadores de información financiera que conforman el Grupo 2", a saber:

- Base de Acumulación o Devengo:  Las transacciones y demás sucesos se reconocen cuando ocurren (y no cuando se recibe o paga en dinero).

- Medición fiable: Toda partida que cumpla la definición de Ingreso debe ser reconocida siempre que su valoración pueda ser realizada con fiabilidad.

- Separación de componentes:  Los componentes identificables de una única transacción, deben reflejar por separado la sustancia de la operación.

- Correlación de ingresos y gastos:  Los ingresos de actividades ordinarias y los gastos relacionados con la misma transacción o evento, se reconocerán de forma simultánea.

- No compensación: Toda partida que cumpla la definición de Ingreso debe ser reconocida siempre que su valoración pueda ser realizada con fiabilidad.

- Certidumbre vs No reversión:  Los componentes identificables de una única transacción, deben reflejar por separado la sustancia de la operación.

Así los hechos, comprendida la realización del ingreso para los obligados a llevar contabilidad, es menester volver a la remisión realizada por el parágrafo 3º del artículo  342,  señalado  en  apartes  anteriores,  llamando  la  atención  sobre  la expresión “... en lo pertinente”, toda vez que a la lectura del mencionado artículo

28,  se delimita  la  noción  de  realización  del  ingreso  de  los  obligados a llevar contabilidad,  dejando  reglas  claras  sobre  la  operatividad  de  las  diferentes acciones  generadoras  de  ingreso  y su contabilización,  que  a fin  de cuentas, determinan  la base gravable del impuesto,  reglas que bajo lo expuesto a lo  largo de  este análisis,  son de  total  recibo  para la determinación  de  este elemento constitutivo del impuesto de industria y comercio en el Distrito Capital, por cuanto, de la información financiera recibida, acorde con los principios técnicos contables reseñados con anterioridad,  la expresión  transcrita,  da  pie  a comprender  con mayor enfoque,  este elemento estructural de la obligación tributaria.”

Quedando claro que la realización del ingreso para efectos del ICA va aparejada a la señalada en el estatuto tributario.  Y concluye la entidad:

“De los anteriores señalamientos,  amparados bajo el marco de  la normatividad tributaria y contable, este Despacho manifiesta que para efectos del impuesto de industria y comercio en jurisdicción del Distrito Capital, son de recibo las reglas referentes  a  la   realización   del   ingreso,  tanto  para   los  obligados  a  llevar contabilidad como para los no obligados, teniendo como referente lo dispuesto en el artículo 27 de la Ley 1819 de 2016, para estos último y lo preceptuado en el artículo 28 de esta misma norma,  en cuanto obedece a  los  sujetos obligados a llevar contabilidad.

En el marco de la aplicación de la normatividad técnica contable, vigente para el ordenamiento jurídico tributario colombiano,  deben ser tomados como guía para la contabilización  del ingreso,  los  principios generales  NIIF expuestos, lo anterior con el objeto de ser consecuente con las reglas contempladas en la normatividad nacional, útiles en el caso de señalar los ingresos gravados y que son necesarios al momento de liquidar el impuesto a cargo en lo que compete al ICA.

Para los no obligados, debe contemplarse como ingreso todo aquél elemento que sea considerado como pago para tales efectos, ya sea aquél recibido en dinero o en especie o cuando el derecho a exigirlos se extingue por cualquier otro modo legal    distinto al pago, como en el caso de las compensaciones o confusiones.”

Así las cosas, la invitación es a ponernos a tono con el nuevo lenguaje de la contabilidad, como lo denominó el Doctor Wilmar Franco, para poder determinar una base de impuesto que al menos desde lo contable sea fidedigna.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.