Cambiar deuda por acciones como una solución desesperada

Una de las alternativas que tiene una empresa para capitalizarse es pagar a sus acreedores con acciones, esto es capitalizar los pasivos de la empresa, de modo que los acreedores pasen a ser accionistas de la empresa.

Para la empresa puede llegar a ser una gran alternativa, pero no así para el acreedor.

Es lo que se advierte por lo menos en el caso de General Motors, que para evitar ir a la quiebra, ha propuesto a sus acreedores cambiar la enorme deuda por acciones.
El problema radica en que una empresa que recurre a esta estrategia para evitar la quiebra, es una empresa que naturalmente no es atractiva para invertir en ella. Muy pocos en su sano juicio querrán ser accionistas de una empresa al borde de la quiebra, que luce un oscuro futuro.

Los acreedores de General Motors la tienen difícil por cuanto no tienen muchas alternativas. Si no aceptan cambiar deuda por acciones, la empresa seguramente se irá a la quiebra y la deuda posiblemente se pierda, pero por otro lado, aceptar unas acciones devaluadas de una empresa inmersa en una profunda crisis, equivale casi a lo mismo, a perder la deuda.

Pero seguramente en casos así, lo mejor será echar mano a nuestro viejo adagio popular de que del ahogado por lo menos el sombrero, pues en cualquier caso, unas cuantas acciones devaluadas serán mejor que nada.

Y de todas formas queda la esperanza de que la empresa en un futuro mejore y se logre recuperar el dinero inicialmente perdido (hay muchos casos en que ha sido así), pero en el caso de General Motors no parece ser algo muy probable por lo menos en el mediano plazo.

Esto nos recuerda la importancia de evaluar muy bien a quien la vamos a prestar dinero o a fiar mercancías, puesto que no está lejana la posibilidad de que un día nos quieran pagar con papeles de poco valor.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.