¿Cuál es el camino a seguir en los casos en que el beneficiario de la pensión de sobrevivientes fallece durante el trámite de la reclamación?

Un lector nos ha planteado la siguiente inquietud:

“Mi suegro era pensionado falleció el 1 de Noviembre de 2011. Su viuda solicitó la sustitución de la pensión y dada su avanzada edad autorizó a su hija para que interviniera en representación suya durante el trámite de la reclamación.

La viuda falleció el 16 de Enero de 2013, sin haber obtenido el reconocimiento de pensión.

El 29 de enero de 2013 la UGPP expidió la Resolución mediante la cual le reconoce la sustitución pensional a la viuda, recién fallecida.

En vista de lo anterior su hija, obrando con base en la autorización que le había otorgado la finada, inició los trámites encaminados al reconocimiento y pago de las MESADAS CAUSADAS Y NO COBRADAS, o sea las correspondientes al lapso comprendido entre el 2 de Noviembre de  2011 y el 16 de Enero de 2013.

Mediante Resolución del 5 de junio de 2013 la UGPP le negó la solicitud en comento aduciendo que para dar trámite a dicha petición es necesario allegar copia autentica de la escritura pública o sentencia ejecutoriada de la sucesión de la  beneficiaria fallecida.

Contra esa decisión la autorizada interpuso el recurso de reposición y apelación, pero la UGPP confirmó la Resolución, dejando saber que con esa providencia quedaba agotada la vía gubernativa, y señala que es indispensable que se aporte copia auténtica tomada del original, de la escritura  pública o sentencia ejecutoriada de la sucesión de la beneficiaria, para el estudio de la prestación del pago único  a herederos".

Mi inquietud es: frente a esta situación, y dado que el monto de las mesadas causadas y no cobradas es bajo, pues se trata de pensión mínima, ¿qué se podría hacer? Muchas gracias.”

Por considerar que se trata de un tema de interés general vamos a resolver la inquietud del consultante.

Pues bien, en casos como el que plantea el lector, la acción a seguir por parte de los herederos del causante es proceder a adelantar el respectivo proceso de sucesión. Sin embargo, si no hay controversias entre los herederos, la sucesión se puede tramitar ante una Notaría, lo cual demanda menos tiempo y desgaste. De todas maneras, sea que se opte por el proceso judicial o por el trámite notarial, los herederos deberán contratar los servicios profesionales de un abogado que los represente en esas diligencias.

Algunos se preguntarán sobre el por qué se debe adelantar la sucesión si se trata simplemente de la reclamación de unas mesadas derivadas de una prestación social, en este caso una pensión.  La razón es sencilla: si bien es cierto  la pensión tiene carácter prestacional y no patrimonial,  aquí ya no estamos frente al reconocimiento de una prestación (la pensión) sino de un activo patrimonial de la beneficiaria de la sustitución pensional. O sea que los herederos no van a reclamar y recibir una pensión o una extensión de la pensión, sino unos dineros que ya habían ingresado al patrimonio de la extinta, en el que el origen de éstos ya no importa.

Así pues, el argumento que aduce la UGPP para abstenerse de pagar directamente a la reclamante las mesadas causadas entre el momento en que falleció el pensionado y aquel en que murió la sustituta pensional, es ajustado a la ley.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. Jose Villa dice:

    1.- “MESADAS CAUSADAS Y NO COBRADAS, o sea las correspondientes al lapso comprendido entre el 2 de Noviembre de 2011 y el 16 de Enero de 2013.”
    2.- “y dado que el monto de las mesadas causadas y no cobradas es bajo, pues se trata de pensión mínima,”

    COMENTARIO:
    • Las mesadas causadas y no cobradas son 14 y medio meses.
    • Si la pensión es la mínima y teniendo en cuenta que el SMMLV hoy (2017) es $737.717, significa que el valor patrimonial de la difunta por este concepto fluctúa entre unos $10.700.000 y $11.000.000.
    • La suma a cobrar evidentemente es pequeña, se aproxima a una tercera parte de la mesada que devenga un congresista fuera de “uñas y mermeladas”.
    • Adelantar un proceso de sucesión por sumas tan tan????. Nooooo!!!!
    • Se requieren los servicios de un abogado que malo, malo se lleva el 30%
    • Significa que a los herederos solo les vendría a quedar unos siete millones larguitos.
    • El billete, teniendo sobre todo a la UGPP de por medio, se demora no menos de tres años.

    PREGUNTO:
    Ante sumas tan, tan….., No hay una manera más rápida, menos costosa y menos traumática y menos desgastante que el proceso de sucesión?

  2. Alonso Riobó Rubio dice:

    Voy a contestar su pregunta explicándole la situación de la manera más sencilla posible.

    Cuando una persona muere, sus bienes y sus deudas “quedan en el aire”, o sea que, en principio, no son de nadie en particular. Entonces, si los herederos de esa persona pretenden que se les adjudiquen dichos bienes, tienen que manifestarle al juez que aceptan la herencia y adelantar el respectivo proceso de sucesión, pues el juez no les puede asignar esos bienes mientras no se haya establecido probatoriamente que ellos son realmente los llamados por la ley a recibirlos. O sea que el juez debe hacer público el hecho con el fin de que todos los que se sientan con derecho a reclamar se presenten al proceso a hacer valer sus derechos. En consecuencia, el juez sólo puede adjudicar los bienes a los herederos cuando haya concluido ese proceso.

    Vale precisar que ni los fondos de pensiones ni la UGPP tienen facultades para definir a quién le corresponde el derecho, pues esa atribución es exclusiva del juez.

    Es importante subrayar que no ocurre lo mismo con los salarios y las prestaciones sociales, pues la ley dispone expresamente que el valor de éstos conceptos puede ser entregado directamente por el empleador a los familiares del trabajador fallecido, con excepción de las cesantías cuando el monto de éstas excede de 50 veces el salario mínimo legal mensual, caso en el cual el pago de las mismas debe hacerla el empleador a la sucesión.

    También es bueno anotar que quien acepta la herencia acepta no solo los bienes del difunto sino también las deudas que éste haya dejado. Si al aceptarla aclara que lo hace con beneficio de inventario, se obliga a pagar las deudas del causante hasta un monto igual al valor de los bienes que recibe, en caso contrario se obliga a pagarlas cualquiera que sea el monto de éstas.

    No avanzo más en el concepto porque el tema de las sucesiones no es de mi especialidad.

    Saludos,

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.