Cancelación del contrato de trabajo por no aceptación de condiciones desmejoradas por parte del trabajador supone indemnización

Por 29 octubre, 2017

Si un contrato de trabajo se termina en razón a que el trabajador no acepta desmejorar las condiciones de trabajo inicialmente pactadas, supone una indemnización del trabajador puesto que equivale a un despido indirecto sin justa causa.

Un contrato de trabajo, como todo contrato, es un acuerdo de voluntades entre dos partes [empleador-empleado] en el cual se pactan condiciones de trabajo y remuneración entre otros aspectos, y cualquier modificación sustancial de las condiciones y remuneración pactadas, debe surgir de un acuerdo entre las partes, no de una imposición del empleador y menos cuando se acompaña de una amenaza de despido si no se aceptan las nuevas condiciones.

El empleador, con fundamento en su facultad propia de dar instrucciones y órdenes al trabajador, puede modificar unilateralmente algunas de las condiciones del contrato de trabajo, como puede ser el puesto de trabajo, el horario o inclusive la cede de prestación del servicio, pero en ningún caso puede desmejorar las condiciones salariales y de prestación del servicio de trabajador.

Si la empresa decide por ejemplo cambiarle las funciones a un trabajador y ello implica la disminución del salario, se constituye una justa causa para que el trabajador pueda dar por terminado de forma unilateral el contrato de trabajo, razón por la cual el empleador deberá proceder a indemnizarlo, o por lo menos el trabajador tiene el derecho a exigirla así sea por la vía judicial.

En algunas empresas es práctica común el cambiarla las reglas de juego al trabajador para luego obligarlo a renunciar, práctica que no es adecuada por cuanto el trabajador perfectamente puede iniciar una acción de reclamación en contra de su empleador.

Un contrato de trabajo es revisable sólo en las condiciones del artículo 50 del código sustantivo del trabajo, el cual contempla que:

Revisión. Todo contrato de trabajo es revisable cuando quiera que sobrevengan imprevisibles y graves alteraciones de la normalidad económica. Cuando no haya acuerdo entre las partes acerca de la existencia de tales alteraciones, corresponde a la justicia del trabajo decidir sobre ella y, mientras tanto, el contrato sigue en todo su vigor.

Si bien la revisión del contrato puede significar el desmejoramiento de las condiciones inicialmente pactadas, para ello deben existir circunstancias muy especiales, y en caso de no haber acuerdo, el empleador no queda facultado para despedir al trabajador, sino que será la justicia laboral la que defina la situación.

Conozca sus derechos y obligaciones como trabajador o empleador con nuestra Guía Laboral 2019.

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Propiedad horizontal