Carteras de valores

Las carteras de valores o fondos comunes de inversión, son instrumentos financieros frecuentemente usados que, bien gestionados, pueden ser una opción excelente. Mediante este mecanismo financiero, se captan fondos de distintos inversores, tanto de dinero como de inmueble o valores con cotización. Este montante es gestionado por una entidad bancaria o cualquier otra institución financiera. Al tratarse de una inversión colectiva, los beneficios también lo son. Cada inversor hace uso de una partición que podrá retirar cuando el acuerdo lo especifique, con las equivalentes ganancias o pérdidas.

Para invertir dinero en una cartera de valores es importante tener en cuenta algunas premisas básicas. Una de ellas es tener conocimiento del tiempo mínimo que debe durar el activo en el fondo. Por ello, es importante saber qué tipo de cartera colectiva escogemos. Entre las opciones están:

- Abiertas: En este caso la inversión se puede retirar cuando se desee. Bien es cierto que se puede establecer un periodo de permanencia mínimo y aplicar una política de sanciones en caso de incumplirse este plazo.

- Escalonadas: Existe un reglamento que impone un periodo mínimo de permanencia para poder retirar los activos. Este plazo no será menor de 30 días.

- Cerradas: Para este tipo de fondos comunes hay un plazo estricto que deben cumplir los participantes antes de hacer efectiva la retirada de sus activos.

Por otro lado conviene distinguir entre fondos de inversión de rendimiento relativo y absoluto. En los primeros se participa en inversiones menos arriesgadas, pertenecientes a un sector concreto y conocidas por el inversor. Mientras que en el segundo caso, los fondos son gestionados por corredores, siendo mucho más arriesgados y entrando en juego todo tipo de técnicas de inversión de las que el participante no tendrá conocimiento.

Hecho este breve resumen, y con una idea aproximada de lo que hay que conocer antes de aventurarse en este tipo de inversiones, se exponen algunas de las numerosas ventajas de hacer uso de este instrumento financiero:

- La ventaja principal es que al diversificar las operaciones financieras, el riesgo se reduce sensiblemente.

- Confiando la gestión de la inversión a una entidad financiera se cuenta con la garantía de eficiencia que ofrece un experto en la materia.

- Tanto la facilidad como la seguridad en la gestión de las operaciones están muy por encima de otros mecanismos de inversión.

- Las cantidades necesarias para entrar en una cartera colectiva son, generalmente, menores a las requeridas para un título accionarial.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.