Casos en los que cesa la obligación del vendedor de saneamiento por evicción

El saneamiento por evicción es una obligación del vendedor que consiste en amparar al comprador en caso de ser este privado de la cosa en todo o parte de ella, siempre y cuando la evicción tenga una  causa anterior al contrato de compraventa de acuerdo con las reglas establecidas en el código civil.

Sin embargo hay casos en que esta obligación puede cesar para el vendedor, de acuerdo con lo establecido en el artículo 1903  del código civil, la obligación de saneamiento por evicción del vendedor cesa, en los siguientes casos:

  • Cuando el comprador se somete a árbitros con la persona que reclama, sin que haya autorización del vendedor, y las resultas del pleito sean en contra del comprador.
  • Cuando el comprador pierde la posesión por un hecho suyo y por este motivo se genera la evicción.

Solo en estos casos expresamente consagrados en la ley cesa la obligación del vendedor de amparar al comprador en caso de evicción; de igual forma en caso de evicción el comprador debe  denunciarle el pleito al vendedor, pues si omite efectuar dicha comunicación, tampoco estará el vendedor obligado a sanear, según lo establecido en el artículo 1899 del código civil, el cual establece lo siguiente:

“El comprador a quien se demanda la cosa vendida por causa anterior a la venta, deberá citar al vendedor para que comparezca a defenderla.

Esta citación se hará en el término señalado por las leyes de procedimiento. 

Si el comprador omitiere citarle, y fuere evicta la cosa, el vendedor no será obligado al saneamiento; y si el vendedor citado no compareciere a defender la cosa vendida, será responsable de la evicción; a menos que el comprador haya dejado de oponer alguna defensa o excepción suya, y por ello fuere evicta la cosa”. 

Por ultimo respecto a este tema también es conveniente mencionar que en caso  de que el vendedor no oponga defensa alguna en el proceso y se allana al cumplir la obligación de saneamiento, si el comprador asume el la defensa y pierde el proceso no podrá exigirle al vendedor las costas, ni los frutos que se hayan pagado al dueño  del bien.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.