Causales para solicitar cambio de radicación en la Jurisdicción Contencioso Administrativa

Por

La disposición del cambio de radicación de un proceso es una figura excepcional incorporada por el Código General del Proceso en su artículo 615 el cual modifica el artículo 150 de la ley 1437 de 2011, el cambio de radicación es un mecanismo que se ordena por el Consejo de Estado, previa solicitud de la parte interesada; hay que enfatizar que este es un mecanismo excepcional que debe cumplir con las condiciones señaladas por el CGP para que proceda.

Solo se podrá solicitar cambio de radicación en los siguientes casos:

  • Cuando existan circunstancias que puedan afectar el orden público, la imparcialidad o la independencia de la administración de justicia, las garantías procesales o la seguridad e integridad de los intervinientes.
  • Cuando se adviertan deficiencias de gestión y celeridad de los procesos.

Es competencia del Honorable Consejo de Estado disponer si es procedente la solicitud de cambio de radicación, para lo cual se debe analizar el caso en concreto, para determinar si las condiciones por las que dicha solicitud se eleva se ajustan al caso; cuando se trate de deficiencias de gestión y celeridad en los procesos, se debe obtener previo concepto del Consejo Superior de la Judicatura.

El cambio de radicación es una herramienta poderosa de acceso a la Justicia cuando injustificadamente existen demoras en los procesos, porque si bien con esta no ganamos que se dicte de inmediato la resolución de nuestro proceso, si es posible que por reparto le corresponda a un funcionario que si le dé el impulso debido.

El Consejo de Estado en sentencia de 6 de diciembre de 2012 Consejero Ponente Jaime Orlando Santofimio se refirió de la siguiente manera:

“Pese a que el Código General del Proceso no define el cambio de radicación, la Sala precisa que esta figura, nueva en el proceso contencioso administrativo, comporta de suyo la intervención del juez en uno de los elementos de las garantías fundamentales al debido proceso. En efecto, cambiar de radicación no es otra cosa que alterar el juez que había resultado competente conforme a las reglas generales de competencia. Una variación de este talante debe ser, sin duda alguna, excepcional (…) pues se trata, sin duda, de una afectación extraordinaria al principio de la perpetuatio jurisdictionis, según el cual, ciertos derechos de las partes, como los relativos a la competencia del juez que ha de decidir la litis, deben ser inmodificables; sin embargo, el propio legislador puede crear excepciones a esta regla procesal, como ocurre en lo dispuesto en el artículo 615 del Código General del Proceso (…)”

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.