Cómo conseguir que los empleados tomen en serio a su jefe

Tener un cargo y poder para mandar no implica necesariamente que los subordinados le tomen en serio ni que sigan sus instrucciones del modo que usted reclama. A continuación le mostramos las cualidades que debe desarrollar y manifestar para que sus empleados o subordinados le tomen realmente en serio y le respeten como persona.

Asuma su papel de líder

La primera y más importante característica de un líder es la decisión de convertirse en un líder. En algún momento los líderes deciden que quieren ofrecer a los demás con su visión de cómo hacer las cosas, dirigir el curso de los acontecimientos futuros e inspirar a otros para el éxito.

El liderazgo requiere ejercer cierto tipo de dominio sobre el individuo para ejercer, tomar las riendas y que el otro se someta voluntariamente y de buen grado a las decisiones e indicaciones del líder.

Muéstrese como una persona a la que realmente merezca la pena seguir

La gente debe sentir confianza en la persona que les guía. Sus empleados o subordinados deben ver en usted una persona de referencia a todos los niveles, alguien que pueda ser modelo y guía.

Por eso, usted debe mostrar que es digno de confianza, que sabe lo que hace, que es responsable y que se exige a usted mismo en la misma medida que exige a los demás.

Haga que los demás se sientan importantes y apreciados

Sus empleados deben sentirse valorados e importantes, y no como meras máquinas de cumplir órdenes. Que sea su trabajo no quiere decir que no sean personas. Mostrar reconocimiento y valorar las acciones bien hechas hará que sus empleados le valoren más y estén deseosos de trabajar para usted.

Ofrezca oportunidades de crecimiento

Además de valorar y reconocer el trabajo bien hecho, usted debe proporcionar a sus empleados oportunidades para mejorar profesional y personalmente. Esto redundará en beneficio de la empresa, ya que así conseguirá trabajadores mejor formados y más comprometidos.

Sea comprensivo y compasivo

Los fallos pueden suceder y los malentendidos pueden ocurrir. Todo el mundo puede tener un mal día o pasar por un mal momento. Si se muestra comprensivo y compasivo, abierto al diálogo y flexible, conseguirá un mayor compromiso por parte de sus empleados.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.