Cómo elevar y transportar peso con seguridad

Por   22/10/2017

La mayoría de las lesiones en la espalda resultan de un levantamiento de peso de forma inapropiada, más que por levantar exceso de peso.

Proteger la espalda practicando técnicas adecuadas de elevación y transporte es fundamental para prevenir lesiones y mejorar la eficacia en el trabajo.

Para empezar, es necesario fijarse bien en la carga que se va a levantar. Al fin y al cabo, muchas lesiones no se producen porque el peso sea excesivo, sino porque se coge mal.

Así, hay que comenzar preguntándose si realmente el peso se puede levantar en solitario (bien por peso, bien por volumen, bien por ambos) y si el peso es demasiado incómodo y/o pesado para ser manejado por una sola persona. Pedir ayuda o buscar un medio mecánico es una solución sencilla que puede ahorrar muchos problemas posteriormente.

En el caso de que se estime que la carga es apropiada, es importante tener en cuenta los siguientes consejos, incluso cuando la carga parezca ligera o moderada:

  1. Abrazar la carga: Su espalda no es una grúa. La flexión en la cintura y la extensión de su torso hacia fuera sobre una carga para recoger el tensarán la parte posterior de su tronco, provocando que el peso real sea mayor sobre la espalda que se usa a modo de palanca. Lo correcto es abrazar la carga y usar las la flexión y extensión de las piernas para elevar la carga. Asegúrese de que sus pies, rodillas y el torso estén apuntando hacia la carga cuando esté listo para levantarla. Mantenga la espalda derecha mientras se prepara para levantar.
  2. Haga fuerza con su musculatura abdominal: Apriete los músculos del abdomen y alinee el cóccix mientras se prepara para levantar la carga. Apretar los músculos del abdomen automáticamente ayuda a apoyar la parte inferior de la espalda.
  3. Doble las rodillas al levantar la carga. Esto ayuda a mantener el centro de equilibrio y permite que los músculos de las piernas, que son más fuertes, realicen el trabajo de levantar mientras protegen la espalda.
  1. Levante gradualmente la carga mientras estira las piernas en posición de pie hasta llegar a una posición vertical. No gire ni realice torsiones durante el levantamiento para no sobrecargar la columna vertebral y causar lesiones graves. Pivote usando sus pies después de haber levantado la carga si necesita girar. Al llevar la carga, cambie de dirección con los pies.
  2. Cuando esté listo para soltar la carga, haga que sus pies apunten hacia la carga. Si es posible, elija un lugar que no sea el suelo para establecer la carga, así será más fácil de recoger si se debe mover de nuevo. Flexione las rodillas poco a poco y mantenga la espalda recta tal y como lo hizo para coger la carga.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.