Cómo influye la falta de sueño en la salud del trabajador

Por

Un alto porcentaje de los trabajadores duermen menos de lo que necesitan. De hecho, la falta de sueño es una epidemia social que no puede ser ignorada. Pero la falta de sueño es un tema que a menudo se ignora, aunque frecuentemente es la causa principal de la disminución de la productividad, así como de  accidentes, incidentes y errores que le cuestan a las empresas mucho dinero a lo largo del año.

En realidad, la mayoría de empleadores desconocen el impacto que la fatiga o la falta de sueño tiene en los trabajadores, al menos hasta que ocurre un trágico accidente o se comete un fallo grave.

La falta de sueño es mucho más peligroso de lo que parece

Dormir es esencial. De media, el cuerpo necesita entre siete y nueve horas de sueño cada noche. Evitar el sueño afecta en gran medida no solo la salud del trabajador, ya que aumenta el riesgo de enfermedades como la diabetes y las enfermedades del corazón, sino también a su capacidad para trabajar de manera segura. Trabajar cuando se priva de sueño afecta el tiempo de reacción de un trabajador, la capacidad de toma de decisiones, el control motor y la conciencia situacional. Y, sin embargo, el mayor problema con trabajar sin dormir es que pone a los trabajadores en mayor riesgo de muerte. La investigación ha demostrado que los trabajadores que duermen menos de seis horas por noche tienen un 13% más de riesgo de muerte que aquellos que duermen de siete a nueve horas por noche.

La falta de sueño implica peligros reales. Concretando destacan los siguientes:

  • Disminución de la comunicación: Cuando los trabajadores están cansados, se convierten en malos comunicadores, lo que afecta a su capacidad para dar instrucciones o transmitir información.
  • El desempeño se deteriora: Las disminuciones en el rendimiento frecuentemente incluyen mayores esfuerzos compensatorios en las actividades, una menor vigilancia y un tiempo de respuesta más lento. Además, las personas privadas de sueño tienen poca información sobre sus déficits de rendimiento y los déficits de rendimiento empeoran a medida que aumenta el tiempo dedicado a la tarea.
  • Mayor riesgo de distracción: Las personas privadas de sueño tienen problemas para mantener el enfoque en actividades relevantes, desarrollar y actualizar estrategias, hacer un seguimiento de los eventos, mantener el interés en los resultados y asistir a actividades que se consideran no esenciales.
  • Discapacidades de conducción: Conducir por carretera no habiendo dormido lo suficiente aumenta dramáticamente el riesgo de accidente. Lo mismo ocurre en el uso de maquinaria industrial.
  • Aumento del número de errores: Los prejuicios cognitivos de la privación de sueño aumentan simultáneamente con el tiempo del trabajador en una tarea determinada, lo que da como resultado un mayor número de errores. Los errores son especialmente probables en las tareas de los sujetos en los que se produce la desaceleración cognitiva, así como con las tareas que son sensibles al tiempo, causando un aumento en los errores cognitivos.
  • Mala asimilación cognitiva y memoria: La privación del sueño disminuye la memoria de trabajo y de corto plazo y reduce la capacidad de desarrollar y actualizar estrategias basadas en nueva información, junto con la capacidad de recordar la secuencia temporal de eventos.
  • Conducta inapropiada para el estado de ánimo: La privación de sueño conduce a estados de mal humor, irritabilidad, impaciencia, y otras conductas poco apropiadas en situaciones laborales, lo que crea mal ambiente de trabajo y puede dar lugar a problemas con clientes y proveedores.
  • Mayor comportamiento de riesgo: La privación de sueño implica una mayor activación de las regiones cerebrales relacionadas con la toma de decisiones de riesgo, mientras que las áreas que controlan el razonamiento y el pensamiento lógico muestran niveles más bajos de activación, según las investigaciones. De hecho, la privación de sueño aumenta la expectativa de ganancias mientras se disminuyen las implicaciones de las pérdidas, lo que puede dar lugar a tomar malas decisiones empresariales.
  • Incapacidad para hacer los ajustes necesarios: La falta de sueño afecta al pensamiento flexible, la preservación de pensamientos y acciones, la actualización de estrategias basadas en nueva información, la capacidad de pensar de forma divergente y la innovación.

La solución

Cambiar la percepción social del sueño no es una tarea fácil. Sin embargo, con la educación adecuada sobre la importancia del sueño, los trastornos del sueño y las consecuencias de la fatiga, es posible marcar la diferencia.

Los empleadores deben ser conscientes de los peligros de la privación del sueño y cómo esto afecta la productividad y la salud de los trabajadores. Promover el sueño, hacer que el lugar de trabajo sea más brillante y proporcionar entornos para las siestas pueden ayudar a terminar o al menos mejorar este problema.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.