Cómo pagar deudas

El secreto para la vida financiera no es cuánto entra, sino cuánto sale, el deudor es esclavo del acreedor.

Una de las herramientas más comunes para pagar nuestras deudas es hacer un presupuesto mes a mes, un plan para controlar gastos; se trata de ser prácticos y consientes, sino hacemos eso vamos a gastar mas de lo que recibimos.

Hay deudas como las hipotecarias que no podemos dejar de pagar y las deudas de consumo por bienes y servicios, para esto nos hacemos a un plan de pagos, el plan de pagos que se hace está sujeto a los ingresos que tenemos, pero se empieza a dar prioridad, por ejemplo, ¿qué es lo que definitivamente no puedo dejar de pagar? alimentación, servicios públicos, claro a excepción de los gastos suntuarios que si podemos dejarlos de lado.

El presupuesto mensual nos permite saber cuales son las necesidades básicas que tengo que afrontar y cuáles otras tengo que ir satisfaciendo, como el esparcimiento, es muy importante tener el ordenamiento de ingresos y egresos, pero también las personas tienen que ver qué tipo de activos tienen, como hacen las empresas, prescindir de algunas cosas en la casa que no las estén usando es una opción, hacer un trueque por algo o si tienes algún intangible puedes ofrecerlo.  La idea es ver todos los activos que tenemos porque cuando adquirimos deudas estamos consiguiendo activos o bienes, posesiones que rápidamente pierden valor, pero también podemos encontrar otras alternativas que generen ingresos; como cuando las personas se quedan sin trabajo y deciden prestar servicios de transporte escolar.

No se pueden olvidar algunas deudas como las hipotecarias que son casi imposible dejar de pagar, en cuanto a las de consumo se deben buscar las alternativas, vender la deudas a otros bancos y nos pueden comprar una deuda a una tasa de interés mejor; claro esa es la salida a corto plazo pero a largo plazo es bueno hacer el presupuesto, controlar gastos y diversificar los ingresos.  Aquí algunos tips:

  1. Plan de presupuesto mensual
  2. Plan para controlar gastos.
  3. Plan para pagar esas deudas.
  4. Empezar a ahorrar, entre el 5% y el 10% el salario, sino ahorramos, cuando vienen las emergencias se termina acudiendo a las tarjetas de crédito.
  5. Hay que ser generoso, compartir con los demás.  Cuando uno es generoso la vida también lo es con uno.

Y por último se dice que todos deberíamos tener un 10% para ahorrar, 10% para dar y 80%  para vivir.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.