¿Cómo se contabiliza la recuperación de cartera en la propiedad horizontal?

Aunque en realidad es una pregunta descabellada, es muy frecuente por parte de muchos usuarios de la propiedad horizontal, incluyendo algunos contadores que no tienen claridad sobre este concepto.  Es por eso que en ocasiones vemos proyectos de presupuestos que incluyen como ingresos sumas significativas por recuperación. Aclaremos que hablamos de expensa comunes (cuotas de administración ordinarias y extraordinarias, intereses, servicios comunes, sanciones y similares), por lo que algunos colegas afirman que no se debe denominar cartera, ya que no es comercial; no obstante, esto no tiene trascendencia sobre el fondo del tema que nos ocupa.

Es una grave equivocación incluir el concepto de recuperación como ingreso, puesto que originaría una inexistente doble “entrada” de recursos, considerando que en el momento en que se causaron o contabilizaron las expensas (cuentas por cobrar), su contrapartida fue el correspondiente ingreso, independientemente del momento en que ocurra su recaudo, de modo que no es válido volver a registrarlo como ingreso, pues se estarían sobre estimando ingresos y resultados o excedentes, dado que no hay un nuevo ingreso, sino simplemente el cambio de un activo (cuenta por cobrar) por otro de mayor liquidez (efectivo), sin que se afecten cuentas de resultados, o del presupuesto, sino del balance.

Lo preocupante de la indebida interpretación es que en muchas ocasiones se incurre en extralimitaciones por desconocimiento (lo cual no es excusa frente a la ley) y, pese a que no se incluye dicho concepto en el presupuesto, en la práctica, cuando hay recaudo de cartera vencida, el consejo, de buena fe y con las mejores intenciones, impone al administrador (quien no debe aceptarlo), realizar gastos e inversiones con esa mal llamada “recuperación de cartera”, cuando en realidad lo que hay es una mejoría en la liquidez y, normalmente está correlacionada con “Excedentes acumulados” o “de ejercicios anteriores”, que para ser utilizados, requieren la previa aprobación de la asamblea. El único ingreso real, es el de la “recuperación de provisión”, en caso de que esta cartera estuviera provisionada.

Una colega, quien ejerce como revisora fiscal me consulta por la legalidad de gastos no presupuestados, por encima de $100 millones, que ordenó ejecutar el consejo, por supuestos “ingresos” por recuperación de cartera y que la administración aceptó, sin manifestar inconformidad alguna. Este es un tema delicado y se suele creer que el consejo no tiene responsabilidad, por no consagrar ninguna “prohibición” en la ley 675, aparte de la que establece el artículo 50 para el administrador, pero es preciso ilustrar lo que establece el Código Civil, por culpa:

ARTICULO 2341. <RESPONSABILIDAD EXTRACONTRACTUAL>. El que ha cometido un delito o culpa, que ha inferido daño a otro, es obligado a la indemnización, sin perjuicio de la pena principal que la ley imponga por la culpa o el delito cometido.

ARTICULO 2344. <RESPONSABILIDAD SOLIDARIA>. Si de un delito o culpa ha sido cometido por dos o más personas, cada una de ellas será solidariamente responsable de todo perjuicio procedente del mismo delito o culpa, salvas las excepciones de los artículos 2350 y 2355.

El revisor fiscal que tenga conocimiento de esta anomalía debe llamar la atención del consejo y exigir una asamblea extraordinaria, o citarla de inmediato, so pena de incurrir en la misma falta, más las sanciones que le imponga la Junta Central de Contadores.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Clara Inés Escobar dice:

    Nelson:

    La solidaridad, para que opere, debe estar expresamente consagrada en la ley, y la ley 675 no la determina en ningún caso.

    Ahora bien, qué raro que confunda presupuestos con balances, son documentos independientes, que nunca se cruzan.

    Pero, gastarse un dinero que no ha entrado, es contrario a la contabilidad presupuestal ordenada por la ley 675. Sí vale poner en ingresos las sumas que no han entrado pero de las que se tiene una gran probabilidad de que ingresen. Así sí se hace un presupuesto de ingresos, incluso, se descuentan los dineros que se facturarán y se supone no ingresarán, por ejemplo, considerando que en la copropiedad siempre habrá un 10 de cartera morosa, pues muchos pagan solo cada dos o tres meses.

    También es importante que estudie más profundamente las NIIF. Ellas exigen que se apliquen teniendo en cuenta las particularidades económicas y jurídicas, en este caso, la ley 675, y según esta ley, no cabe hablar de activos, pasivos ni patrimonio.

    Le recomiendo la orientación 015 del CTCP que ilustra al respecto, aunque al final sugiere un patrimonio contrario a la ley. Estudie, por favor la conferencia del DR. Ortega en Uniminuto que está Internet, y la conferencia del exconsejero del CTCP que también está en la red, publicada por la Revista Propiedad Horizontal. Así, se podrá acercar a las NIIF en las p h.

    • DANI dice:

      (…

      “Clara Inés Escobar dice:
      19 mayo, 2014 a las 9:25 am

      Definitivamente no hay nada que hacer. El que no quiere aprender, no aprende. Qué sartal de mentiras se dicen aquí. Se niegan a comprender que el Código de Comercio es de comercio, no de entidades sin ánimo de lucro. Qué tristeza da tanta malinformación. Desisto.”…)

      Póngalo en práctica.

      (…
      “ Clara Inés Escobar dice:
      28 abril, 2014 a las 9:46 pm

      Son los contadores los que yerran, y si es medianamente inteligente, así debe entenderlo.”…)

      Autoplique su mediana inteligencia señora, para que perfeccione su manera de rebuznar.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.