Cómo se deben contar los días para la compensación en dinero de las vacaciones

Como quiera que el empleador debe remunerarle al trabajador el descanso correspondiente a los días en que éste estará ausente de la empresa por cuenta del disfrute de sus vacaciones, al momento de efectuar la liquidación de las vacaciones el empleador cuenta los 15 días hábiles que durará el asueto y le cancela al trabajador el equivalente al valor del salario correspondiente a los días comprendidos entre la fecha en que se inicia el descanso y aquella en que el mismo finalizará, lo cual generalmente da como  resultado 19, 20, 24 o 25 días corridos, según se tome el sábado como hábil o de descanso.

Así pues, la obligación del empleador no se limita al pago de los 15 días de descanso de que habla la ley, sino  que va más allá y comprende la totalidad de los días transcurridos entre  las fechas en que se inician  y terminan las vacaciones.

Sin embargo, cuando ya no se trata del disfrute efectivo de las vacaciones, sino de su compensación en dinero por causa de la terminación del contrato de trabajo, el empleador generalmente no procede de la misma manera, sino que simplemente le paga al trabajador el equivalente a 15 días de salario, cuando lo coherente y justo sería que contara los 15 días hábiles a compensar, a partir del día siguiente al del despido, o sea, teniendo en cuenta los domingos y feriados como días inhábiles pero sumándolos a los hábiles para establecer el total de días a pagar.

Entre esas dos situaciones se encuentra una tercera: la que se presenta cuando el trabajador disfruta una parte del período de sus vacaciones y  la otra parte se la compensan en dinero, lo cual es perfectamente legal si es producto del mutuo acuerdo de las partes, pues en tal caso la ley no establece reparo alguno  a dicho fraccionamiento.

Pues bien, muchas empresas al efectuar la liquidación de las vacaciones conforme a dicha modalidad mixta, acostumbran remunerar el descaso de los 8 días de disfrute según el número de días existentes entre la fecha de salida del trabajador y la de su regreso al trabajo. Y para compensar el excedente simplemente le pagan al trabajador el equivalente a 7 días de salario.

Como puede advertirse, los intereses del trabajador se ven seriamente afectados con la compensación total o parcial de sus vacaciones, pues en esos casos  el empleador utiliza un procedimiento distinto  del que aplica cuando se trata de remunerar el disfrute del descanso.

El tema es que para la compensación en dinero de las vacaciones, bien sea por retiro definitivo del trabajador de la empresa o por compensación parcial, el empleador  debe observar el mismo procedimiento que sigue para cuando el trabajador sale a disfrutar de su descanso, o sea, contar los 15 días hábiles a partir del día siguiente al de la terminación de la relación laboral, o los 7 días siguientes al de su reintegro al cargo por vencimiento de la fracción disfrutada, y pagar según el número de días que resulten.  El ejercicio implica acudir a una ficción: contar los días hábiles, a partir del retiro, proyectándolos hacia adelante como si el contrato no terminara.

En tratándose de los servidores públicos el procedimiento traído a colación tiene fundamento doctrinal, pues así lo determinó el Departamento Administrativo de la Función Pública en su concepto del 5 de noviembre de 2010, en el cual expresó:

Ahora bien, cuando a un funcionario se le compensan en dinero las vacaciones, éstas se deben liquidar y pagar computando los mismo quince días hábiles, contabilizados a partir de la fecha del inicio del descanso, incluidos para efecto de su pago los domingos y feriados  contenidos entre el primero y el quinceavo día hábil, lo que dará 18,  21. 23, 25 o 27 días calendario, según el caso, de lo contrario, el empleado público estaría en notable desigualdad frente a los que disfrutan en tiempo el descanso de los 15 días hábiles de vacaciones. (Radicación 20106000090441 )

Ahora bien, como el referido concepto está dirigido a los empleados públicos, puede tomarse como referente para los trabajadores del sector privado. Y si bien es cierto, dicho concepto al parecer se refiere a los casos de compensación de vacaciones en vigencia de la relación laboral, eso no es óbice para que no se le dé aplicación en los casos de compensación de vacaciones por terminación del contrato de trabajo, pues donde existe la misma razón debe existir la misma disposición (Ubi eadem est ratio, eadem est o debet esse juris dispositio),

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

6 Opiniones
  1. Cesar dice:

    Hola.acorde con mis empleadores trabajar durante mi periodo d vacaciones.cuanto m tendrían que pagar?.soy d Argentina .gracias

  2. edgar arevalo dice:

    al ser funcionario de una entidad publica debo realizar diferentes diligencias propias de la entidad las cuales generan gastos de movilización y parqueaderos cual es la norma que establece que estos dinero deben ser devueltos al funcionario debido a que son en razón de las funciones propias de la entidad.

  3. Mauricio Celis E dice:

    Buenos días. Renuncie al cargo que desempeñaba en una Empresa Social del Estado, mis vacaciones estaban programadas para junio del 2017, (un total de 21 días), En la liquidación los días a pagar o indemnizar son los 15 de ley? o los 21 que tenia por calendario a disfrutar?

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.