Cómo usar un extintor de manera correcta

Los incendios son reacciones químicas que ocurren cuando se combinan combustible, oxígeno y una fuente de ignición. Los extintores trabajan eliminando una o más de estas fuentes, con diferentes extintores que funcionan de diferentes maneras. Por ejemplo, los extinguidores de agua eliminan el calor y los extintores de dióxido de carbono eliminan el suministro de oxígeno.

En la prevención de incendios, saber cómo usar un extintor es un conocimiento fundamental. Gracias a los extintores es posible controlar un pequeño foco de incendio rápidamente. Aunque no siempre es posible apagar o controlar un pequeño fuego, saber usar un extintor puede salvar vidas. También puede suponer un enorme ahorro económico y de tiempo en la medida que puede evitar que el fuego acabe con mobiliario, equipamiento informático, etc.

Cabe destacar que no basta con saber manejar el extintor, sino que hay que hacer siguiendo una estrategia adecuada que incluya tener localizada y accesible la salida en caso de que no sea posible apagar o controlar el foco del incendio.

Consejos para el uso del extintor

En primer lugar, mantenga la calma. Asegúrese de que alguien avisa a los bomberos y de que alguien iniciar una evacuación preventiva.

Una cuestión que debe tener clara es que debe usar el extintor solo si el fuego está en fase de conato, es decir, cuando esté en sus inicios. Si el fuego se ha extendido no será posible apagarlo con el extintor.

Además, es necesario revisar la etiqueta del extintor antes de utilizarlo para asegurarse de que la sustancia extintora es la apropiada al tipo de fuego declarado.

Una vez localizado el extintor y comprobado que es el adecuado, colóquese de espaldas a una salida por si el fuego se extiende y no puede apagarlo. Así evitará quedarse atrapado entre las llamas. Nunca le dé la espalda al fuego. Quite el seguro y apunte a la base del fuego a una distancia adecuada (entre 2.5 y 3.5 metros), moviendo de lado a lado para arrojar la sustancia extintora, como barriendo la base del fuego.

Si cree que el fuego se ha extinguido pare el extintor. Observe el lugar por si las llamas volvieran a elevarse. En ese caso, repita la operación anterior. Normalmente un extintor acaba con un conato de incendio en unos segundos. Si tras 10-15 segundos no ha podido apagar el fuego márchese.

Formar a los empleados para el adecuado uso de los extintores

Una estrategia eficaz de prevención de incendios debería incluir la formación del personal en cuanto a la forma de usar los extintores y el protocolo de actuación que debería seguirse. Esto permitirá una actuación rápida y eficaz gracias al conocimiento de lo que hay que hacer y a la tranquilidad que aporta el hecho de saber qué tiene que hacer cada uno.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.