Competencia desleal de algunos países que no se ha cuestionado

La competencia desleal no sólo existe a nivel profesional, o a nivel de sectores económicos o industrias, también lo existe a nivel de países, sólo que esta competencia desleal aún no ha sido cuestionada.

En el capitalismo, el crecimiento y desarrollo de un país depende del dinero que se inyecte al sistema, de allí que todos los países que operen bajo principios capitalistas, compiten por captar la mayor cantidad de inversión extranjera posible, y es allí donde se presenta la competencia desleal de algunos países en su afán por captar esos necesarios recursos.

Hay que hacer lo posible por llamar la inversión extranjera; cada país tomará las medidas que se requieran para conseguir ser atractivos a los inversionistas extranjeros; algunos son más atrevidos que otros, y otros mucho más responsables y cautelosos, lo cual los coloca en desventaja.

Muchos de los países llamados emergentes, esos que están a medio camino entre los tercermundistas y los desarrollados, han logrado cierta ventaja gracias a decisiones que claramente se pueden enmarcar dentro de la competencia desleal.

Muchos países para ganar inversiones extranjeras, flexibilizan la legislación laboral y ambiental, por ejemplo; de allí que los trabajadores en algunos países tienen condiciones comparables a la esclavitud, o permiten grandes desastres ambientales con el único objetivo de ser los receptores de ciertas industrias. La idea es ganarle al otro, no importa el precio ni las consecuencias.

Eso ha llevado a que países más responsables social y ambientalmente, vean como se escapan sus industrias y fuentes de empleo hacia esos países libertinos que ofrecen unas condiciones menos exigentes y por consiguiente más rentables. Por ejemplo, una empresa en Estados unidos tendrá que pagar 5 o más veces más  a sus trabajadores que en China, y por supuesto, la empresa se marcha para China donde todo le saldrá más barato.

Mientras que en países desarrollados las empresas para funcionar tienen que garantizar que no impactarán negativamente el medio ambiente, en otros países pueden contaminar sin medida ni control, lo cual les permite ahorrar grandes recursos  y por supuesto ganar más.

Lo anterior constituye claramente una competencia desleal, puesto que se tienen reglas de juego diferentes que tienen un gran impacto económico, y lo que es peor, tienen un gran efecto sobre la calidad de vida de la población, pero desafortunadamente sobre eso no hay indicadores, solo ha indicadores de crecimiento, rendimientos de inversión, niveles de deuda, pero no sobre la calidad de vida de la sociedad ni sobre el costo ambiental que se tiene que pagar.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.