Compitiendo con marketing

La competencia empresarial se centra fundamentalmente en la logística, ¿qué capacidad tiene mi empresa para ofrecerle a mi cliente una atención adecuada de sus necesidades?, y claro, no solamente adecuada, sino mejor que la competencia, y por supuesto en forma que logre rentabilidad, permitiéndole a mi compañía cumplir los objetivos de mercado.

En los negocios cualquiera tiene un plan para generar rentabilidad, ganar dinero, salvo que se tenga un objetivo social sin ánimo de lucro, que tiene otro tipo de utilidad, pero por muy social que sea  definitivamente tiene que conseguir muy buen patrocinio, o generar su propio dinero para cubrir sus propios gastos y ser autosuficientes.  Ahora mismo la mayoría de proyectos sin ánimo de lucro están enfocados  a que sean auto sostenibles, que generen valor, que no estén simplemente esperando que les regalen todo, aunque hay fundaciones muy grandes dedicadas a financiar este tipo de proyectos.

Toda compañía con o sin ánimo de lucro tiene que subsistir tratando de llenar las expectativas del cliente en el mercado, empresa que no haga eso está condenada a desaparecer en el mediano y largo plazo.

Hoy en día en un mercado tan competido si fabricamos cualquier producto hay que competir en la puerta de nuestra planta ubicada en cualquier ciudad nacional, con algún producto que viene de la China o de la India de pronto con la misma calidad o  mejor, o ligeramente por debajo en calidad al nuestro, pero a mejor precio.  Este entorno diverso de productos internacionales hace que competir sea completo.

Las empresas tienen que tratar de desarrollar una ventaja competitiva sostenible en el tiempo, hay empresas que sin ningún tipo de estudios empiezan un emprendimiento y les va muy bien, el consumidor es cada vez más exigente, cada vez mejor informado, con acceso a muchos más medios de comunicación desde su casa, y en consecuencia cuando el consumidor empieza a buscar nuestra empresa, debemos tener ese encanto que hará que él elija nuestra oferta y no la de los otros competidores, por tanto hay que pelear el cliente, hay que pelear el mercado, y para ganar clientes se logra satisfaciendo las necesidades del mismo, o del mercado.

Claro, decirlo es muy fácil, hacerlo es complicado.

Cuando se ve la estructura teórica del marketing, al final todos los elementos de análisis son los mismos, en la práctica se opera y si se trabaja arduamente saliendo a la calle, entendiendo qué come, cómo lo prefiere, en qué momento, cuántas veces, qué desea, cuándo gasta su dinero nuestro cliente.

Hay que recordar que el sueño de la empresa es vender y que el cliente siga comprando en el tiempo, la forma de lograrlo es conociendo enteramente el mercado.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.