Concurrencia de funciones entre el supervisor y el interventor en los contratos de obra publica

En los contratos de obra pública, no es debido concurrir o coincidir en las actividades del supervisor e interventor, de acuerdo a lo señalado en el artículo 83 inciso cuarto de la ley 1474 de 2011 así:

“Por regla general, no serán concurrentes en relación con un mismo contrato, las funciones de supervisión e interventoría. Sin embargo, la entidad puede dividir la vigilancia del contrato principal, caso en el cual en el contrato respectivo de interventoría, se deberán indicar las actividades técnicas a cargo del interventor y las demás quedarán a cargo de la Entidad a través del supervisor”.

Lo anterior indica que las actividades de vigilancia técnica estarán a cargo del interventor, y el seguimiento administrativo, financiero, contable y jurídico estará a cargo del supervisor del contrato de obra, en ningún caso puede haber duplicidad de funciones.

Por otro lado se entenderá, que para la supervisión de este tipo de contratos no se requiere conocimientos especializados y esta debe ser ejercida por un funcionario de la Entidad contratante, mientras que la interventoría siempre es ejercida por un contratista (ingeniero civil o arquitecto).

En estos contratos de obra pública donde la Entidad cuenta con un supervisor (funcionario de planta), pero este en la mayoría de los casos no tiene los conocimientos necesarios e idóneos para llevar acabo la vigilancia, control y seguimiento en la parte administrativa, financiera, contable y jurídica del contrato en mención.

Por lo anterior la recomendación más sana, la cual  muchas Entidades del Estado han tenido en consideración y han implementado en el momento de llevar a cabo una licitación de obra pública es; que el interventor “deberá   ser   contratado con  una  persona  independiente  de  la Entidad  contratante  y  del  contratista” para que lleve a cabo la vigilancia, control y seguimiento total del contrato de obra en lo concerniente a la parte técnica administrativa, financiera, contable y jurídica ya que esta es la persona más idónea y con conocimientos especializados en el tema.

En este mismo sentido el funcionario de la Entidad, que hará las veces de supervisor ejercerá la vigilancia, control y seguimiento del contrato de interventoría, el cual supervisará que el interventor cumpla con todas sus funciones de manera eficiente. Exigiéndole todos los requerimientos plasmados en el contrato de interventoría y el contrato principal de la obra.

De igual forma es el interventor quien  responderá  por  los  hechos  y omisiones  que  le  fueren  imputables en   los   términos   previstos   en   el artículo 82 de la ley 1474 de 2011.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.