Concusión, cohecho, y soborno, ¡no son la misma cosa !

Los medios de comunicación tanto de orden nacional como local, en tanto poco y nada hacen por la educación y cultura de los colombianos más que embutirnos telebobelas y dramatizados  veinticuatro horas al día distrayéndonos de nuestras realidades o transportándonos a reivindicar malévola e imprecisamente épocas obscuras de nuestro próximo pasado, nos acribillan en sus horarios triple “A” pululantes de refritos mutuos a titulo de informativos, con la utilización sinonímica de cuanto termino les parece sonoro, de moda, inn, o “porque todo el mundo lo usa”, para referirse a diversas situaciones parecidas pero no iguales, como al azar, denotamos en estas referencias:

y los medios escritos,… igual:

A este nivel de “prestigio”, nada más impropio, malsano y desconsiderado que la utilización indiscriminada para toda conducta delincuencial de los vocablos concusión, cohecho y soborno,  que si bien es cierto tienen el común denominador de corromper, el numerador para cada uno es distinto, hasta el punto de no ser sinónimos por más que el “periodista periodista” y los que no lo son tanto, traten de hacerlos encajar por arte de la cámara, el micrófono o la pluma.

Si en lugar de tanta alharaca quienes se sienten amos y dueños de la información de manera al menos accidental consultaran a su exclusivo circulo de jurisconsultos de cuello blanco en lugar de recurrir, si es que lo hacen, a través del smarphone  al primer pantallazo que arroja cualquier buscador web, por lo menos les entregarían fotocopia del articulado del Código Penal Colombiano, que para nuestras realidades, describe concusión, cohecho y soborno como conductas delictivas claramente diferenciables, así:

Artículo 404. Concusión. El servidor público que abusando de su cargo o de sus funciones constriña o induzca a alguien a dar o prometer al mismo servidor o a un tercero, dinero o cualquier otra utilidad indebidos, o los solicite. [ “…mire haber como nos colaboramos…”] 

Artículo 405. Cohecho propio. El servidor público que reciba para sí o para otro, dinero u otra utilidad, o acepte promesa remuneratoria, directa o indirectamente, para retardar u omitir un acto propio de su cargo, o para ejecutar uno contrario a sus deberes oficiales. [“…  50.000 no más?... pero listo tenga más cuidado la próxima vez…”] 

Artículo 406. Cohecho impropio. El servidor público que acepte para sí o para otro, dinero u otra utilidad o promesa remuneratoria, directa o indirecta, por acto que deba ejecutar en el desempeño de sus funciones.[escribientes de los juzgados que con el billetico de 20.000 le agilizan el oficio] 

Artículo 407. Cohecho por dar u ofrecer. El que dé u ofrezca dinero u otra utilidad a servidor público, en los casos previstos en los dos artículos anteriores.[“…hermanito colabóreme que solo tengo para colaborarle aunque sea para el almuerzo…”] 

Artículo 433. Soborno transnacional. El nacional o quien con residencia habitual en el país y con empresas domiciliadas en el mismo, ofrezca a un servidor público de otro Estado, directa o indirectamente, cualquier dinero, objeto de valor pecuniario u otra utilidad a cambio de que éste realice u omita cualquier acto en el ejercicio de sus funciones, relacionado con una transacción  económica o comercial. [interbolsa] 

Artículo 444. Soborno. El que entregue o prometa dinero u otra utilidad a un testigo para que falte a la verdad o la calle total o parcialmente en su testimonio.[ solo a quien va a servir de testigo…]

No se trata de coloquianizarnos –si cupiera la expresión- sino de construir Nación, de liderar País enseñándonos a ser más y mejores ciudadanos, escuchando,  entendiendo, analizando, comprendiendo y quizá hasta opinando para comunicar sobre la base de que las cosas se llaman como se deben llamar  y no como chinescos personajes quieren que las llamen, pero ni modos, el negocio es así, mantenernos brutus, no le pidamos peras al olmo…

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

3 Opiniones
  1. Javier dice:

    Cuando un agente de transito pide dinero para evitar hacer su trabajo y este es consecuente, el denunciante no eatria implicado en un delito por ahverle dado dinero… ya que lo ms seguro es que no tenga como demostrar que fue por inicitaiva del agente y no de el.
    que entidades diferentes a la policia (la considero corrupta) pueden recibir mi denuncia por concusion y que procedimiento sigue al instaurar la denuncia..

  2. Juan Pérez M. dice:

    Interesante artículo.Pero si en el Código Penal Colombiano cometen errores de expresión,que otra cosa se puede esperar de otros redactores.Digo esto porque
    en el ejemplo dado del Art.404 ,en vez de decir “mire haber como nos colaboramos”,
    debe decir”…mire,a ver cómo nos colaboramos”….
    Saludos de un chileno.

    • Fernando Calderón Olaya dice:

      Un Saludo

      Agradecemos su aporte

      No obstante tener razón en la estructuración gramatical de la oración, en nuestra cotidianidad el ” mire haber como nos colaboramos”, contiene directamente el “haber” de $$$, y no de alternativa diferente con el “… mire, a ver…”

      Un Abrazzo

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.