Condiciones pensionales contenidas en convenciones colectivas sólo siguen vigentes para quienes adquirieron el derecho a la pensión antes del 31 de julio de 2010

El acto legislativo 01 de 2005 eliminó la posibilidad de que dichos convenios colectivos siguieran siendo fuentes de derechos pensionales.

Un ciudadano le plantea al Ministerio del Trabajo la siguiente inquietud: (editada)

“En el año 2012 un municipio reconoció pensiones con base en la convención colectiva de trabajo suscrita a finales de 1980 entre dicha entidad territorial y el sindicato de trabajadores del municipio.  Comedidamente solicito conceptuar sobre la viabilidad de dicho reconocimiento, atendiendo lo dispuesto en el Acto Legislativo 001 de 2005.

Pues bien, echémosle un vistazo a lo que dice el acto legislativo 01 de 2005 sobre la vigencia de las convenciones colectivas:

“Parágrafo 2° A partir de la vigencia del presente Acto Legislativo (25 de julio de 2005) no podrán establecerse en pactos, convenciones colectivas de trabajo, laudos o acto jurídico alguno, condiciones pensionales diferentes a las establecidas en las leyes del Sistema General de Pensiones.”

De conformidad con lo expresado por el constituyente en el parágrafo que se viene de transcribir, el 25 de julio de 2005 desapareció la posibilidad de que en convenciones colectivas de trabajo, pactos colectivos, laudos arbitrales, o en actos jurídicos de cualquier clase, se puedan incluir condiciones  pensionales extralegales. 

Aquí cabe la siguiente acotación: si dicha restricción se contrajera únicamente a los acuerdos celebrados por las entidades del Estado, el asunto podría tener algún asomo de  presentación, visto desde el argumento de la necesidad de  racionalizar los recursos del Estado. Pero que la prohibición comprenda también a las empresas privadas, es algo difícil de entender para muchos, entre ellos, el autor de esta nota. (Más adelante habrá oportunidad de ocuparnos en detalle de este tema).

Pero el constituyente no se detuvo ahí, sino que fue más allá, y en un  parágrafo transitorio, señaló: 

“Parágrafo transitorio 3° Las reglas de carácter pensional que rigen a la  fecha de vigencia de este Acto Legislativo contenidas en pactos, convenciones colectivas de trabajo, laudos o acuerdos válidamente celebrados, se mantendrán por el término inicialmente estipulado. En  los pactos, convenciones o laudos que se suscriban entre la vigencia de este Acto Legislativo y el 31 de julio de 2010, no podrán estipularse  condiciones pensionales más favorables que las que se encuentren actualmente vigentes. En todo caso perderán vigencia el 31 de julio de 2010.” (Negrillas fuera de texto)

Así las cosas, los acuerdos que venían rigiendo siguieron produciendo efectos hasta el vencimiento del plazo de vigencia que las partes habían acordado;  se prohibió que en los acuerdos que se celebraran entre julio de 2005 y julio de 2010 se incluyeran condiciones pensionales más favorables que las que estaban vigentes, y finalmente se dispuso que, en todo caso, a partir de julio de 2010 perderían vigencia las disposiciones que contuvieran condiciones pensionales extralegales.

Hechas las consideraciones y precisiones anteriores, veamos lo que respondió el Ministerio del Trabajo 

“En este orden de ideas, los trabajadores amparados por una convención colectiva de trabajo suscrita con anterioridad al 25 de julio de 2005, fecha de entrada en vigencia del citado Acto Legislativo, podían disfrutar de los privilegios allí establecidos mientras dicha convención colectiva estuviera vigente, y en todo caso no podían extenderse más allá del 31 de Julio de 2010.

“En conclusión, para acceder a una pensión convencional, era necesario haber cumplido con los requisitos establecidos en dicha convención antes deI 31 de Julio de 2010, evento en el cual podría hablarse de un derecho adquirido. Por tanto, sí a dicha fecha no se cumplieron los requisitos de edad y tiempo de servicio, no habría lugar a pensión convencional.”

O sea, que a partir de julio de 2010, los trabajadores perdieron la posibilidad de pensionarse en las condiciones favorables que preveían las convenciones colectivas, los pactos colectivos, los laudos arbitrales, etc.

He traído este tema a mi columna de hoy debido a que frecuentemente recibo consultas de parte de trabajadores a quienes se les ha negado la pensión convencional por haber cumplido los requisitos previstos en dicha convención, después del 31 de julio de 2010.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.