Condonación de intereses no es deducible dice el Consejo de estado

Por   25/05/2011

En reciente sentencia la sección cuarta del consejo de estado ha manifestado que la condonación de intereses no es deducible del impuesto de renta.

Significa esto que si un contribuyente decide condonar los intereses por cartera morosa a sus clientes, no podrá deducir ese concepto.

Recordemos que generalmente los intereses hacen parte de la cartera del cliente en la medida en que se incorporan a la deuda que los genera, y aunque la cartera no recuperada puede ser deducible, no lo son los intereses que se condonen.

Al respecto la sección cuarta del Consejo de estado en reciente sentencia ha dicho:

Para la Sala la deducción solicitada por concepto de condonación de intereses no es procedente por las siguientes razones:

El artículo 107 del Estatuto Tributario establece que “son deducibles las expensas realizadas durante el año o período gravable en el desarrollo de cualquier actividad productora de renta, siempre que tengan relación causalidad con las actividades productoras de renta y que sean necesarias y proporcionadas de acuerdo con cada actividad. La necesidad y proporcionalidad de las expensas debe determinarse con criterio comercial, tenido en cuenta las normalmente acostumbradas en cada actividad y las limitaciones establecidas en los artículos siguientes.”

Fiscalmente, las expensas necesarias corresponden a los gastos que se generan de manera forzosa en la actividad productora de renta, de manera que sin tales gastos no se puede obtener la renta. Son indispensables aunque no sean permanentes sino esporádicos. Como lo exige la norma, lo esencial es que el gasto sea “normalmente acostumbrado en cada actividad”, lo que excluye que se trate de gastos simplemente suntuarios, innecesarios o superfluos, o meramente útiles o convenientes .

(…)

En el presente caso, la condonación de intereses si bien no es una erogación como tal, no por ello deja de ser, en todo caso, un gasto, conforme a la definición de gastos del artículo 40 del Decreto 2649 de 1993, como “flujos de salida de recursos en forma de disminuciones del activo o incrementos del pasivo o combinación de ambos, que generan disminuciones del patrimonio, incurridos en las actividades de administración, comercialización, investigación y financiación, realizadas durante un período, que no provienen de los retiros de capital o de utilidades o excedentes”.

Pero, el hecho de que la condonación de intereses y de cartera implique necesariamente una disminución del activo (cartera) y por tal motivo sea un gasto, no significa que proceda su deducción, pues como lo ha señalado la Sala reiteradamente, el contribuyente debe, en todo caso, demostrar que ese gasto es una expensa necesaria, sin que sea suficiente la simple argumentación sobre la necesidad, conveniencia u onerosidad de la decisión de condonar parcialmente las deudas de los clientes del Banco, so pretexto de una menor pérdida. [Sentencia del 24 de marzo de 2011, expediente 17345]

Según esta jurisprudencia, el Consejo de estado considera que para efectos tributarios no es válida la estrategia de condonar intereses con el objetivo de recuperar mayor cartera que a la vez disminuiría la deducción por cartera morosa o perdida.

Para nosotros aparece evidente que incrementar el recaudo de cartera perdonando intereses mejora el flujo económico de la empresa  e incrementa su rentabilidad al tener que llevar un menor valor al gasto por cuentas incobrables o provisión de cartera, pero para el Consejo de estado eso no tiene fundamento. Parece ser que la ley, o el derecho o la justicia  no entienden de finanzas.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.