Consecuencias de tratar el impuesto al consumo según lo contempla el Consejo técnico

El Consejo técnico de la contaduría tiene una interpretación muy diferente a la que tiene la Dian respecto al tratamiento del impuesto al consumo, puesto que la Dian opina que se debe tratar como mayor valor del costo, mientras que el Consejo técnico de la contaduría opina que se debe tratar como un anticipo.

Según opinión del Consejo técnico de la contaduría, quien es la autoridad doctrinaria en materia contable en Colombia, el impuesto al consumo debe ser tratado como un anticipo en el caso de los distribuidores o comerciantes de bienes sometidos a este impuesto, lo que quiere decir que se debe contabilizar como un activo, cuenta 133095.

De contabilizarse como lo propone el Consejo técnico de la contaduría, lo que se pague por concepto de impuesto al consumo, no podría ser recuperado por el contribuyente, por cuanto los distribuidores no son responsables de dicho impuesto, de suerte que no declaran ese impuesto, y al no declararlo, será imposible que lo puedan recuperar vía imputación, devolución o compensación, alternativas que tampoco contempla la ley.

Ahora, al quedar contabilizado en el activo, en la declaración de renta será imposible tratarlo como costo o como deducción, por lo que cualquier valor que por concepto de impuesto al consumo sea llevado al activo, tendrá que permanecer allí indefinidamente por cuanto no existe ninguna ley bajo la cual se pueda retirar de allí esos valores.

De otra parte, por lo general cuando un distribuidor o comerciante compra un producto sometido al impuesto al consumo, en la factura no se discrimina dicho impuesto, lo que hace difícil determinar qué valor se debe llevar al activo, si es que se opta por la opinión del Consejo técnico de la contaduría.

En cambio se el impuesto al consumo se trata como mayor del costo  o gasto, como conceptúa la Dian, se puede recuperar en la respectiva declaración de renta, algo que no se puede hacer si se lleva como un activo según la opinión del Consejo técnico.

Recordemos que el impuesto al consumo es un impuesto monofásico en cabeza exclusivamente del productor o importador, y es este el que lo declara, aunque después se lo cobre al consumidor al trasladarlo al precio de venta.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. JORGE D LAMBIS CHEDID dice:

    El gran problema de la legislación tributaria, es la falta de coherencia y precisión; la Dian, en este caso, solo busca encarecer el valor real de los productos de consumo masivo, que se afectan con este impuesto, y con ello afectar el bolsillo de los consumidores, este impuesto a diferencia del IVA, no tiene carácter de descontable, en términos tributarios y contables, y llevarlo como un mayor valor del costo, solo significa un encarecimiento en cada intermediación comercial, o sea que el producto cuesta un ocho por ciento, más, al pasar por cada intermediario, lo que trae como consecuencia, que el consumidor final, pone fin a la cadena, pagando un valor exagerado por el producto: ¿DONDE ESTÁ EL DEFENSOR DEL CONSUMIDOR?. El problema contable y tributario no es ninguno, las cosas son así de simples, todos quienes participan en la cadena de distribución, aportan el ocho por ciento, del costo, en fila india y lo descuentan en la Dec. de Renta, pero eso, tratado bajo la normatividad para la liquidación, de este impuesto tiene otra connotación sustancial.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.