Consejo de Estado reitera cuando procede aplicar la proporcionalidad del IVA descontable

El artículo 490 del estatuto tributario señala la forma en que se debe determinar el IVA descontable cuando concurran ciertas condiciones. La norma dispone:

Artículo. 490. Los impuestos descontables en las operaciones gravadas, excluidas y exentas se imputaran proporcionalmente. Cuando los bienes y servicios que otorgan derecho a descuento se destinen indistintamente a operaciones gravadas, exentas, o excluidas del impuesto y no fuere posible establecer su imputación directa a unas y otras, el cómputo de dicho descuento se efectuará en proporción al monto de tales operaciones del período fiscal correspondiente. La inexistencia de operaciones determinará la postergación del cómputo al período fiscal siguiente en el que se verifique alguna de ellas.” (Subrayado propio)

Se resalta el hecho de que el cálculo de la proporcionalidad procede según la norma solo en el caso de no ser posible una imputación directa. No obstante, en la práctica hemos encontrado que en muchas oportunidades  la Administración tributaria procede a  aplicar la proporcionalidad de forma directa como si se tratase de una presunción de derecho.

Pues bien, por fortuna en reiteradas oportunidades el Consejo de Estado ha dejado claro que dicho cálculo solo procede en ausencia de la imputación directa. Así lo reiteró  en Sentencia del 18 de junio de 2015, Expediente 17007 Magistrado Ponente HUGO FERNANDO BASTIDAS BÁRCENAS, donde se resalta lo siguiente:

“En relación con la exigencia de que los bienes o servicios que generan el impuesto descontable sean destinados a operaciones gravadas o exentas del IVA, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 488 del E.T., la Sala ha señalado que se entienden que están destinados a operaciones gravadas o exentas cuando tales bienes y servicios se requieren para la actividad productora de renta.

Que, por esa razón, puede ser descontado tanto el impuesto originado en los costos, es decir cuando los bienes o servicios guarden relación directa con la actividad, como en los gastos, esto es, cuando la incidencia de la erogación en la actividad es indirecta.

De este modo, la Sala ha precisado que cuando el bien o servicio cuya adquisición origina un impuesto descontable se puede imputar directamente a la actividad gravada, tal circunstancia se debe probar. Que, de lo contrario, es decir, cuando no sea directamente imputable, procede aplicar el artículo 490 del E.T. en cuanto dispone que cuando los bienes y servicios que otorgan derecho a descuento se destinen indistintamente a operaciones gravadas, exentas o excluidas del impuesto y no sea posible establecer su imputación directa, el cómputo del descuento se efectúa en proporción al monto de tales operaciones.” (Subrayado propio)

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.