Consejos para crear una estrategia de marketing online

Explicar cómo se debería de realizar una campaña de marketing online es muy complicado, ya que dependiendo de cada caso particular probablemente habría que utilizar un enfoque muy distinto. Por ello, más allá de indicar cuáles son los pasos que hay que dar obligatoriamente para un plan de marketing online, daremos varios consejos para llevarlos a cabo.

Etapas de un plan de marketing online

Un plan de marketing online, sin importar de qué sector sea, siempre debería pasar por siete etapas:

  1. Plantear los objetivos: escribir tanto los objetivos cuantitativos como los cualitativos que se quieren conseguir con el plan de marketing. Además, añadir objetivos tanto a largo como a corto plazo e intentar que sean lo más medibles posibles. Es mejor utilizar objetivos del tipo “Aumentar mis visitas en un 5%” antes que “Conseguir más visitas”.
  2. Fijar un público objetivo: describir quién va a ser esa persona a la que quieres llegar a través de su plan de marketing. No hay que quedarse en datos superficiales como la edad o el sexo, se debe ir más allá e intentar descubrir qué es lo que le gusta, cuáles son sus intereses y qué se puede aportar a esa persona para que nos considere una opción interesante de verdad.
  3. Establecer un presupuesto: todo lo que se haga a partir de ahora se verá condicionado por la cantidad de dinero disponible para aportar al plan. Debemos tener en cuenta que, a pesar de que con el marketing online se pueden conseguir grandes resultados con una mínima inversión, cuanto más se invierte más posibilidades tenemos de realizar distintas acciones.
  4. Describir la estrategia: una vez se tenga claro para qué queremos utilizar el marketing online hay que plantear cómo se va a llevar a cabo. Esto no se refiere a las acciones concretas que a realizar, sino cómo se van a hacer. Por ejemplo, se podría establecer que para llevar a cabo los objetivos vamos a mejorar la imagen de la empresa en redes sociales y a realizar un rediseño de la imagen para ayudarnos a conseguirlo.
  5. Escoger las tácticas: las tácticas son el qué, el cuándo y el dónde se va a actuar para cumplir con el plan estratégico. Siguiendo el ejemplo anterior, aquí se define qué redes sociales se van a utilizar, cuándo se van a crear los perfiles, qué acciones se van a hacer en cada una de ellas e incluso si se va a contratar o no a alguien para que lo haga.
  6. Ejecutar el plan: una vez se tenga todo lo anterior, hay que hacer todo lo planeado y poner en marcha el plan.
  7. Medir, medir y volver a medir: tanto durante como después del fin de la estrategia de marketing online hay que estar midiendo constantemente. Debemos medir todo e ir descartando aquellas acciones que no están siendo rentables para centrarnos en aquellas que sí lo son. Si tenemos una página de Facebook, una cuenta de Twitter y un canal en Youtube y descubrimos que la mayoría de personas están llegando a la web a través de Twitter y que a través de las otras dos no se consigue prácticamente nada, podríamos descartarlas y gracias a esta medición centrarnos en ese canal ya que es el más efectivo o buscar otros nuevos.

Realmente, no existen demasiadas diferencias con las etapas que podríamos llevar a cabo en un plan de marketing tradicional. Al fin y al cabo, la concepción de un plan de marketing tradicional parte de la misma base que la de uno de marketing online, solo que las estrategias y tácticas son completamente distintas.

Consejos para ejecutar un buen plan de marketing online

A pesar de que la teoría no sea muy complicada, ya que los siete pasos vistos en el apartado anterior no parecen demasiado difíciles, pasar a la práctica es otra cosa. Diseñar y ejecutar un plan de marketing online no es sencillo ni fácil y, dependiendo de diferentes variables, puede que el mismo plan funcione o fracase porque se haya fallado en un solo aspecto del mismo.

Vamos a dar ocho consejos para que eso no ocurra y para que, de forma general, se puedan aplicar en cualquier plan de marketing online para conseguir más efectividad.

  1. Medir todo: no hay que desperdiciar la increíble oportunidad que tenemos de medir cada rincón del plan de marketing online. Es sorprendente la cantidad de datos que se pueden extraer y lo que puede ahorrarnos a largo plazo el su presupuesto si tenemos a una persona encargada de analizar todas las acciones.
  2. Crear objetivos posibles y reales: es muy bonito que poner como objetivo “triplicar las visitas a mi web” o “duplicar las ventas”, pero sirve de nada. En primer lugar, sería frustrante el hecho de que no lo consiguiéramos y, en segundo lugar, eso es muy difícil de medir a corto-medio plazo. Hay que elegir siempre diferentes fases de objetivos, que se puedan ir cumpliendo poco a poco, y que nos vayan motivando y haciendo ver que lo que hacemos sirve para algo.
  3. No querer utilizar todas las herramientas y canales: redes sociales, SEO, un blog, rediseñar la web, crear una estrategia de vídeo marketing, utilizar Facebook Ads, … ¿se puede hacer todo esto a la vez? Seguramente no. Hay que centrarse en utilizar varias herramientas y canales y no querer llegar a todos los sitios desde un principio. Es mejor establecer diferentes fases durante la campaña de marketing en las que se pueda ir aumentando la cantidad de herramientas y canales a medida que nos podemos permitir hacerlo, y no al contrario.
  4. No centrarse en un solo canal: no es bueno hacer lo radicalmente opuesto al caso anterior. Si se centran todos tus esfuerzos en tan solo trabajar un canal arriesgaremos todo a una sola carta, mientras que si se prueba más de uno es posible elegir posteriormente cuáles son más rentables y cuáles no. No hay que cerrarse en banda y debemos probar nuevos métodos y vías de promoción.
  5. Cuidar su comunicación por email al máximo: en el marketing digital el email se está convirtiendo en una de las armas más poderosas para generar ventas. No debemos dejar correos sin contestar, hay que trabajar a los clientes y redactar cada email como si de ello dependiera que la empresa triunfara o fracasara. Si se trabaja bien este método, seguro que tendremos ganada una gran parte de la “batalla” contra el mercado.
  6. Ser mobile-friendly: adaptar todo lo que se haga a los móviles, ya que más del 50% del tráfico web que se da actualmente se realiza a través de ellos. La web debe estar adaptada a ellos e incluso los emails deben verse de igual manera en un móvil, una tablet o un PC. No hay que subestimar lo responsive, de hecho Google ya está penalizando a las páginas que no son adaptables a móviles.
  7. Colaborar con otros: no se debe hacer un plan en solitario, hay que intentar que dentro de él entren otras empresas y personas con las que se puedan crear sinergias. Conseguir que expertos del sector ayuden, colaborar con otras empresas que tengan servicios o productos que puedan complementarse a los nuestros y utilizar la fuerza de la unión para llegar a un público más amplio.
  8. Tener paciencia: un plan de marketing online no va a dar beneficios y alegrías desde el minuto uno en el que se crea. Las técnicas de marketing tradicional son más inmediatas y se pueden ver sus resultados mucho más rápido, pero en este sector hay que saber esperar y dejar madurar los planes para poder recoger después todo lo bueno que hayamos conseguido.

A pesar de los consejos, la teoría y todo lo que se puede leer sobre el marketing online, la mejor manera de aprender y mejorar es probar y probar. Solo se puede conseguir ser un maestro del marketing online a base de hacer diferentes campañas, acciones, tácticas y estrategias, descubriendo cuáles nos son útiles, cuáles no y cómo nos beneficia actuar de una u otra manera.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.