Consideraciones del Consejo de estado sobre la sanción por inexactitud

La sanción por inexactitud nunca falta en un requerimiento especial y es muy difícil que el contribuyente logre exonerarse de ella, aun en la jurisdicción del contencioso administrativo.

Legalmente la sanción por inexactitud desaparece cuando el contribuyente prueba que los errores o imprecisiones en las que incurrió, se debieron a una interpretación equivocada de la norma aplicable que constituya la llamada diferencia de criterio.

La jurisprudencia del Consejo de estado en varias oportunidades ha considerado también que la deficiencia de la prueba de un gasto o costo no configura la sanción por inexactitud, pero no pocas veces también ha considerado lo contrario, de suerte que no se garantiza la aplicación de esta jurisprudencia en un caso particular.

En consecuencia, lo mejor es conocer la interpretación un tanto restrictiva que el consejo de estado hace del artículo 647 del estatuto tributario:

La Sala reitera que la sanción prevista en el artículo 647 del E.T. se impone cuando se incluyen costos, deducciones, descuentos, exenciones, pasivos, impuestos descontables, retenciones o anticipos inexistentes. Y, que para que se perfeccione la infracción, la inclusión se debe ejecutar con el propósito de obtener un provecho que se traduce en el menor pago de impuestos o en la determinación de un mayor saldo a favor.

Asimismo, reitera que el adjetivo inexistente debe entenderse en sus dos acepciones: como adjetivo relativo a aquello que carece de existencia; y como adjetivo relativo a aquello que, si bien existe, se considera totalmente nulo, porque es “Falto de valor y fuerza para obligar o tener efecto, por ser contrario a las leyes, o por carecer de las solemnidades que se requieren en la sustancia o en el modo”.

De ahí que el artículo 647 del E.T. prevea que, en general, lo que se quiere sancionar es la utilización en las declaraciones tributarias, o en los informes suministrados a las Oficinas de Impuestos, de datos o factores falsos , equivocados ,incompletos  o desfigurados , puesto que todos estos adjetivos, en últimas, implican la inexistencia de los egresos que se llevan como costo, deducción, descuento, exención, pasivo, impuesto descontable, retención o anticipo, sin serlo, por una de las siguientes razones: o porque en realidad no existen esos egresos; o porque, aún existiendo, no se probaron; o porque, aún probados, no se subsumen en ningún precepto jurídico del Estatuto Tributario que les de valor y fuerza para tener el efecto invocado, por carecer de las solemnidades que exige dicho estatuto para darles la calidad de tales, a menos que, en éste último caso, se verifique la interpretación errónea por parte del contribuyente que lo haya inducido a apreciar de manera errónea la norma y a subsumir los hechos económicos declarados en la misma. [Sección cuarta del consejo de estado en la sentencia del 22 de marzo de 2011 expediente 17152].

Es por ello que al responder el requerimiento especial, hay que hacer un estudio muy juicioso de los hechos para determinar si es posible alegar la inexistencia de la sanción por inexactitud, puesto que de llegar esta a discusión a la jurisdicción contencioso administrativa, habrá que pagar la máxima tarifa que es del 160% y no del 40% de pagarse en ocasión a la respuesta del requerimiento especial.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.