Contabilidad en las personas que realizan actividades mercantiles y no mercantiles

Sabemos que quienes son comerciantes están  obligados  a llevar contabilidad,  y quienes no son comerciantes porque ejercen actividades que la ley no considera mercantiles, no están obligados a llevar contabilidad, ¿Pero qué pasa con quienes ejercen actividades tanto mercantiles como no mercantiles?

Una persona, por el hecho de realizar una sola actividad comercial de forma regular, ya es considerada comerciante, y en ese sentido debe cumplir todas las obligaciones que le son propias, entre ellas la de llevar contabilidad en debida forma.

Ahora, si el comerciante, además realiza actividades que la ley no considera mercantiles, por el hecho de ya estar obligado a llevar contabilidad, tendrá que  incorporar esas actividades no mercantiles dentro de la contabilidad, puesto que no se puede llevar contabilidad sobre una parte, que sería equivalente a fraccionar la contabilidad con respecto a la realidad económica del comerciante y eso la haría completamente inútil.

Debemos recordar que el decreto 2649 de 1993, en su artículo 6, habla del ente económico como una unidad, lo que hace suponer que en este caso, el comerciante, económicamente y contablemente debe ser tratado como una unidad, de suerte que no se puede fraccionar con respecto a unas actividades económicas, puesto que haría nugatorio el objetivo de la contabilidad, cual es ofrecer información económica y financiera real y fiable, y esta sólo será real, fiable y además útil, si en ella se contemplan todas las actividades del comerciante que le generan renta y que componen su patrimonio.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.