Contratar empleados con bajos salarios se ha vuelto buen negocio

Con los cambios introducidos por la ley 1429 de 2010, conocida también ley de formalización generación de empleo, contratar empleados con bajos salarios se ha vuelto un buen negocio que sin duda los empresarios aprovecharán.

El artículo 13 de la citada ley, incentiva la contratación de trabajadores con sueldos bajos, en la medida en que ofrece excelentes incentivos tributarios para las empresas que lo hagan.

Dice el artículo referido:

Descuento en el impuesto sobre la renta y complementarios de los aportes parafiscales y otras contribuciones de nómina en relación a los trabajadores de bajos ingresos. Los empleadores que vinculen laboralmente a nuevos empleados que devenguen menos de 1.5 salarios mínimos mensuales legales vigentes, podrán tomar los aportes al SENA, ICBF y Cajas de Compensación Familiar, así como el aporte en salud a la subcuenta de solidaridad del Fosyga y el aporte al Fondo de Garantía de Pensión Mínima correspondientes a los nuevos empleos, como descuento tributario para efectos de la determinación del Impuesto sobre la Renta y Complementarios, siempre que:

El empleador responsable del impuesto incremente el número de empleados con relación al número que cotizaban a diciembre del año anterior; e incremente el valor total de la nómina (la suma de los ingresos bases de cotización de todos sus empleados) con relación al valor de dicha nómina del mes de diciembre del año gravable inmediatamente anterior al que se va a realizar el correspondiente descuento.

Parágrafo 1º. El beneficio de que trata este artículo sólo aplica para nuevos empleados, entendiendo como nuevos empleados aquellas personas que aparezcan por primera vez en la base de datos de la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes – PILA, sin que puedan interpretarse como nuevos empleos aquellos que surgen luego de la fusión de empresas; sin embargo, se consideran como nuevos empleos las personas que apareciendo en la base de datos denominada PILA, lo hayan sido como trabajadores independiente s.

Parágrafo 2°. El beneficio de que trata este artículo en ningún caso podrá exceder de dos (2) años por empleado.

Parágrafo 3°. Los valores solicitados como descuentos tributarios, por concepto de la aplicación del presente artículo, no podrán ser incluidos además como costo o deducción en la determinación del Impuesto sobre la Renta y Complementarios.

Parágrafo 4º. Para efectos de que los aportes al SENA, ICBF y Cajas de Compensación Familiar sean reconocidos como descuentos tributarios, dichos aportes deberán haber sido efectiva y oportunamente pagados.

Parágrafo 5º. No podrán ser beneficiarios de este artículo las cooperativas de trabajo asociado en relación con sus asociados.

Parágrafo 6°. En ningún caso el descuento previsto se podrá realizar sobre los aportes de personas con salarios inferiores a 1.5 salarios mínimos mensuales legales vigentes que se vinculen para reemplazar personal contratado con anterioridad.

Sin duda que para el empresario esta es una medida que les beneficia mucho, pero no tanto a los trabajadores por dos razones a saber.

  1. Formaliza pero precariza las condiciones laborales del trabajador. Con esta medida, será imposible conseguir un empleo por el que le paguen más de 1.5 salarios mínimos. Esto afectará incluso a tecnólogos y profesionales, contadores públicos incluidos.
  2. Saca del mercado laboral a las personas que han perdido el empleo. Esto debido a que un requisito para beneficiarse de los descuentos tributarios, es que el empleado nuevo que se contrate nunca hay estado en la PILA, que traducido significa que las personas que en el pasado trabajaron y cotizaron, y hoy están desempleadas, no las contratarán.

Esta ley, que sin duda beneficia al empresario, al inversionista, atento directamente contra la clase trabajadora.

En años anteriores se han escuchado propuestas por parte de políticos y empresarios, en el sentido de bajar salarios para generar más empleos, y esta es una forma de implementar estas propuestas camufladas como incentivos tributarios. [Consulte: ¿Por qué algunos insisten en que es mejor ganar poco que nada?]

Lo que se pretende con este tipo de medidas, es que lo poco que se tiene se reparta entre más personas, de allí el incentivo estatal para que contrate personal con menores ingresos y así mostrar estadísticas positivas respecto al desempleo, pero el resultado será nulo, puesto que la economía en su conjunto no crecerá con este tipo de medidas.

Un ciudadano que devenga  3 salario mínimos aportará a la economía lo mismo que aportarán dos empleados con 1.5 salarios mínimos. Aquí lo único que se habrá mejorado es el índice de desempleo, pe el crecimiento económico, que es lo que en realidad genera empleo, será cero, nulo.

Si a una persona le damos lo que le quitamos a otra, no estamos mejorando, de eso no hay duda, aunque hábilmente las cosas se presenten para que la opinión pública crea que sí se está mejorando, o que se está trabajando para ello.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.