Contrato de trabajo en entre la sociedad comercial y uno de sus socios

Por

Una de las muchas consultas recurrentes que recibimos en Gerencie.com hace referencia a la posibilidad de contratación laboral entre la sociedad y alguno de los socios.

Se ha presentado alguna confusión en vista a la prohibición que existe de firmar un contrato laboral entre la sociedad unipersonal y su propietario, limitación que es exclusiva de este tipo de sociedades.

Tratándose de verdaderas sociedades comerciales, es decir de aquellas conformadas por más de una persona como en el caso de las sociedades limitadas o anónimas y asimiladas, no existe tal prohibición, por lo que perfectamente cualquiera de sus socios puede firmar un contrato laboral con la sociedad.

Sobre el respecto ha opinado la corte suprema de justicia, sentencia de 13 de noviembre de 1975:

La sociedad es un ente distinto de las personas físicas que hayan intervenido en su formación. La existencia de la una y de las otras son independientes y aunque el desarrollo de sus actividades se cumple de manera simultánea en el campo jurídico no pueden nunca llegar a confundirse. "Por ello, es hipótesis posible que quien como socio fundador haya dado su consentimiento para que nazca el ente colectivo a través del contrato de sociedad y haya satisfecho su obligación de aportar dinero o especies para que se forme el haber común o capital social y, de esta manera, tenga opción a cuota de las ganancias o pérdidas derivadas del buen éxito o del infortunio de las operaciones sociales, pueda simultáneamente prestarle servicios personales subordinados a la compañía bajo un vínculo laboral, cuando por el contrato de sociedad no se determina que todos los socios tengan la administración o cuando no se haya obligado de manera expresa e inequívoca a contribuir con sus conocimientos, su industria o su esfuerzo personal como aporte al ente colectivo y en beneficio común, sea como complemento de su cuota de capital o como exclusivo aporte de industria, porque estas últimas eventualidades sí llegarían a descartar la existencia para ella de contrato de trabajo entre el socio y la compañía a que se halle vinculado.

No existe pues inconveniente alguno para que la empresa pueda firmar un contrato de trabajo con sus socios, siempre que no se trate de una empresa unipersonal.

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.