Contribuyentes obligados a presentar el reporte de conciliación fiscal

Por

La ley 1819 de 2016 adicionó el artículo 772-1 al estatuto tributario que impone la obligación de implementar un sistema de control y conciliación fiscal en el que se reflejen las diferencias que puedan surgir en vista a la aplicación de las normas contables y fiscales.

En principio esta conciliación deben presentarla todos los contribuyentes obligados a llevar contabilidad y que sean contribuyentes del impuesto a la renta, pero el reglamento ha limitado dicha obligación a ciertos contribuyentes.

El artículo 772-1 del estatuto tributario señala:

«CONCILIACIÓN FISCAL. Sin perjuicio de lo previsto en el artículo 4o de la Ley 1314 de 2009, los contribuyentes obligados a llevar contabilidad deberán llevar un sistema de control o de conciliaciones de las diferencias que surjan entre la aplicación de los nuevos marcos técnicos normativos contables y las disposiciones de este Estatuto. El Gobierno nacional reglamentará la materia.

El incumplimiento de esta obligación se considera para efectos sancionatorios como una irregularidad en la contabilidad.»

Por su parte el artículo 1.7.1 del decreto 1625 de 2016 define la conciliación fiscal de la siguiente forma:

«La conciliación fiscal constituye una obligación de carácter formal, que se define como el sistema de controlo conciliación mediante el cual los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementario obligados a llevar contabilidad, deben registrar las diferencias que surjan entre la aplicación de los marcos técnicos normativos contables y las disposiciones del Estatuto Tributario.

La conciliación fiscal contendrá las bases contables y fiscales de los activos, pasivos, ingresos, costos, gastos (deducciones) y demás partidas y conceptos que deban ser declarados, así como las diferencias que surjan entre ellas. Las cifras fiscales reportadas en la conciliación fiscal corresponden a los valores que se consignarán en la Declaración del impuesto sobre la Renta y Complementario.

(…)»

Como en Colombia la legislación fiscal prima sobre las normas técnicas contables, y en todo caso la contabilidad se debe realizar conforme a la técnica contable, necesariamente se presentan diferencias que hay que identificar, pues en el fondo lo que hay son dos contabilizaciones: una contable y otra fiscal debiendo hacer la conciliación respectiva para identificar y  presentar las diferencias entre una y otra.

El reglamento mismo lo dice: hay que determinar las bases contables y fiscales, lo que obliga a que toda operación tenga por separada las bases según la norma aplicada: contable o fiscal.

Obligados a presentar el reporte de conciliación fiscal.

La ley afirma que todos los contribuyentes obligados a llevar contabilidad tienen que llevar un sistema de control y conciliación fiscal para identificar las diferencias derivadas de la aplicación de dos normas distintas sobre una misma operación económica, pero no todo los contribuyentes están obligados a reportar esa conciliación a la Dian.

El artículo 1.7.2 del decreto 1625 de 2016 afirma que esta conciliación debe ser reportada «los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementario obligados a llevar contabilidad o aquellos que de manera voluntaria decidan llevarla.».

A su vez el mismo artículo en su inciso segundo afirma que «No estarán obligados a presentar a través de los servicios informáticos electrónicos el reporte de conciliación fiscal, los contribuyentes que en el año gravable objeto de conciliación, hayan obtenido ingresos brutos fiscales inferiores a 45.000 Unidades de Valor Tributario (UVT).»

Es decir que todos los contribuyentes obligados a llevar contabilidad deben implementar el sistema de control y conciliación fiscal, pero sólo aquellos contribuyentes del impuesto a la renta que hayan obtenido ingresos iguales o superiores a 45.000 Uvt en el año objeto de conciliación, están obligados a reportar esa conciliación a la Dian mediante el formato 2516.

En resumen, para estar obligado a reportar la conciliación fiscal hay que verificar las siguientes condiciones:

  1. Es contribuyente del impuesto a la renta.
  2. Está obligado a llevar contabilidad
  3. En el periodo respectivo obtuvo ingresos brutos iguales o superiores a 45.000 Uvt.

Es importante señalar que así el contribuyente no esté obligado a reportar la conciliación fiscal, debe implementar el sistema que concilie los valores fiscales y contables, pues de otra forma la información contable y financiera pierde utilidad al no poderse identificar la razón por la cual surgen diferencias entre lo que dice la contabilidad como tal y lo que se declara a la Dian.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Alexander Dice:

    Es claro que por el momento no hay obligación por parte de las Personas naturales para entregar dicho reporte así cumpla con los requisitos?

    Responder
    • Jose Villa Dice:

      Persona natural o sucesión ilíquida, para ser más precisos.

      Eso depende del formulario que le haya correspondido utilizar para declarar renta año gravable 2017, ya que hay personas naturales y sucesiones ilíquidas obligados a llevar contabilidad que DEBIERON OBLIGATORIAMENTE utilizar el formulario Dian 210, pero también hay personas naturales y sucesiones ilíquidas obligados a llevar contabilidad que DEBIERON OBLIGATORIAMENTE utilizar el formulario Dian 110. Los del formulario Dian 110 obligados a llevar contabiliad deben diligenciar el formulario 2516 para cumplir con la obligación de la conciliación fiscal, de éstos algunos estarán obligados a presentarla de manera virtual, mientras que otros deben diligenciar el formulario sin presentarlo, esperando por si llega el momento en el que se lo requieran o exijan (la Dian).

      Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.