Corrupción es más que robarse la plata del estado o de la empresa

Hemos reducido lo que significa  la corrupción al político que se roba la plata del estado o al directivo que se roba los dineros en la empresa privada, pero tal vez ser corrupto sea mucho más que eso y si cada uno de nosotros hacemos un test de corrupción, seguramente nos graduaremos como grandes corruptos.

Es preciso que cada persona reflexione sobre sus conductas cotidianas para encontrar allí las prácticas que nos han convertido en una sociedad corrupta por definición, por excelencia, tanto que ya la corrupción nos parece normal, aceptada y hasta admirada y deseada. Algunos hasta se enorgullecen de ser tan “listos”.

Algunas prácticas corruptas comunes que consideramos ética y moralmente correctas, o que ni siquiera reparamos si están bien o mal:

  • Llamar a un amigo o conocido para saltarse una fila, para que lo entiendan ates que los demás.
  • Recurrir a un contacto para que la agilicen un trámite o un procedimiento para hacerlo antes que otros que han iniciado la diligencia con anterioridad.
  • Pagar o recurrir a cualquier influencia para que le otorguen una licencia o permiso.
  • Pagar alguna comisión para que le consigan empleo a un hijo o familiar.
  • Sobornara una agente de tránsito.
  • Votar por un político para que le den trabajo a un familiar, le pavimenten el frente de su casa o le den una beca a su hijo.
  • Regalar a un funcionario algún detalle para ganarse su favor para cuando necesite hacer alguna diligencia.
  • Solicitar a un médico amigo una incapacidad para no ir a trabajar.
  • Alegar que es estrato tres cuando es 4 o 5.
  • Decir mentirillas para lograr un auxilio o subsidio estatal o simplemente un trato más favorable.
  • Hablar con su vecino que es rector para que le acepta a su hijo en el colegio sin hacer el proceso normal que deben hacer los que no son vecinos del rector.
  • Colocar cosas que no son ciertas en una hoja de vida o en un formulario cualquiera.
  • Omitir verdades al llenar un formulario.
  • Decir una mentira para lograr un permiso en el trabajo, en el colegio o en la universidad.
  • Ir al trabajo pero no trabajar. Dedicarse a calentar la silla.
  • Hacer trampa en un examen.

¿Usted qué agregaría a la lista?

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.