Costo beneficio de incumplir con la ley laboral

En Gerencie.com son muchos los correos que recibimos de  que trabajadores exponen una cruda realidad que parece haberse aceptado como inevitable en nuestro país, realidad que tiene que ver con la constante y casi sistemática violación de los derechos laborales del, y en el trasfondo del asunto, parece ser que los empleadores evalúan muy bien el costo beneficio de incumplir la ley, y el resultado que obtienen es que es más el beneficio que el costo.

En nuestro país es normal que a los empleados se les haga trabajar horas extras, de noche, domingos y festivos y no se les pague. Es bastante común que se despida a un trabajador sin justa causa y no se le pague la respectiva indemnización. Es común que le maltrate o acose, que se le obliga a renunciar o aceptar condiciones cada vez más desmejoradas y un largo etcétera que preocupa.

Desafortunadamente la mayoría de los trabajadores ni siquiera intentan hacer valer sus derechos, tal vez por el temor a quedar sin trabajo, trabajo que hoy es supremamente difícil conseguir. O tal vez se desanima ante un sistema judicial que muy poca soluciones brindan a los trabajadores. Un proceso laboral es largo y costoso, y en muchos casos infructuoso si el caso es contra una empresa grande que tiene dinero e influencias. Muchas veces la inoperancia absoluta del ministerio de la protección social es suficiente para que un trabajador desista de cualquier querella contra su empleador. Todo esto ha llevado que muchos empleados vean sus “derechos” laborales como un imposible.

Y parece ser que muchos empleadores se han dado cuenta de ello. La probabilidad de que un trabajador demande judicialmente a su empleador es muy baja. Y sí lo demanda, la probabilidad de tener éxito no es muy alentadora, aún en casos en que las pruebas y los hechos hablan por sí solos.  Con un panorama así, el riesgo es mínimo frente a los beneficios económicos de incumplir la legislación laboral.

La gran mayoría de los trabajadores colombianos apenas devengan un salario mínimo, lo que hace improbable que alguien tenga el ánimo de luchar por tan poco y con tan poca posibilidad de éxito. Hay que tener en cuenta que con un salario mínimo, a muchas personas no les sobra ni para pagar un taxi para buscar un abogado, mucho menos para contratarlo o para perder tiempo reuniendo papeles y pruebas.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.