Creación de empresa a partir de un modelo de cadena de valor

La cadena de valor es un proceso por etapas en donde vamos realizando transformación que implica una generación fuerte de valor.

El inicio del modelo de cadena de valor siempre son las personas, el emprendedor;  y la salida de esta cadena es la empresa como tal, o las empresas funcionando.  La idea es determinar una serie de eslabones para convertir a las personas del inicio, en una empresa.

Un primer eslabón fundamental en este modelo es, la sensibilización, tiene que ver con el por qué la persona quiere crear empresa, aquí se contemplan todas aquellas actividades que se hacen de manera propositiva para que el individuo se convenza de iniciar la empresa.  Esta etapa está ligada a un concepto muy importante que es el proyecto de vida.  En el proyecto de vida se asocia lo que la persona quiere hacer, con el emprendimiento como una opción.  Es aquí donde el exterior influye generando cultura empresarial, entre más nuestro sector proyecte esta cultura es más factible de que los ciudadanos pertenecientes a este círculo adopten comportamientos de emprendimiento.

La segunda etapa del modelo es la identificación de oportunidades de negocio, aquí lo realmente importante es poder relacionar a la persona deseosa  de crear empresa con algo muy importante y es, ¿en qué va a ser empresario?.  (quiero hacer empresa, estoy entusiasmado, pero ¿en qué voy a ser empresario?).  Aquí se debe articular ese proyecto de vida con un análisis del entorno que permita identificar una propuesta, una iniciativa, una oportunidad de negocio.  En un entorno como el de Colombia se encuentran muchas entidades que impulsan la creación empresas, pero no muchos esquemas sistemáticos que nos permitan determinar la oportunidad viable, rentable.

Cuando se tiene la identificación de oportunidad del negocio clara, se procede a la tercera etapa que es la de formulación; aquí se toma la oportunidad de negocio y se lleva a convertirla en un modelo de negocio.  Este modelo de negocio se puede plasmar en un Business Plan, en un Plan de Negocio o en un Plan de Empresa, pero éstos no son realmente lo importante, lo importante es el modelo de negocio que hay detrás de éstos; nosotros podemos tener una muy mala idea pero un muy buen plan de negocios.  La propuesta del modelo de negocios debe ser clara y concreta.  En el modelo de negocio se da la interacción de tres variables fuentes de ingresos, generadores de costos y nivel de inversión.    En esta etapa decimos “voy a plasmar nuestro modelo de negocio, y a partir de este modelo de negocio voy a realizar un proceso de planeación”.  Lo más común para este proceso es un Business Plan, pero no es lo único que se puede hacer para planeación empresarial, si se tiene un buen modelo de negocio también se puede hacer enseguida un plan prospectivo, u otra metodología de planeación que permita mostrar el qué, cómo, cuándo y por qué se va a hacer la empresa funcionando.

Cuando tenemos plasmado nuestro modelo de negocio y asimismo nuestro proceso de planeación, terminamos el modelo de creación de empresa con la etapa de puesta en marcha o incubación, esta etapa es el star up de la compañía aquí se crea la empresa.  Es el desarrollo de la propuesta en el proceso de planeación para convertirlo en realidad.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.