Crisis financiera internacional: Orígenes y consecuencias

Por Francisco Javier Castro Montalvo. Asesor y consultor financiero. fj@valios.co

Estados unidos es sin lugar a duda la economía más importante y poderosa del mundo, con cerca del 33% del PIB mundial, también es conocido que es una economía basado en el bienestar (y consumo) de su población[1]. La economía en sí, órbita alrededor del consumidor, siendo este el 75% del PIB doméstico y algo así como el 25% del PIB global. Poniendo en contexto, la importancia del consumo de los hogares norteamericanos, se podría mencionar que los mil y tantos millones de chinos consumen algo así como USD 1.2 billones[2], mientras que los 300 millones de estadounidenses consumen algo cercano a USD 8 billones, que equivaldría a la producción entera de Latinoamérica por cinco años.

Algunos orígenes de la crisis

El consumidor estadounidense promedio idealiza su patrón de consumo en su tan conocido “sueño americano”, en términos más simple, tener casa y vehículo propio.

Dado el desarrollo de los mercados financieros de esa economía, es posible que recién iniciada la vida laboral, poder adquirir una vivienda con posibilidades de pagar hasta por treinta años. Al mismo tiempo, otra preocupación estadounidense es pensar en su plan de jubilación, para ello aportan a la infinidad de fondos de inversión disponibles, que a su vez hacen rentabilizar los fondos en los mercados de capitales según el perfil de riesgo de cada depositante.

Si hiciéramos un balance de los activos y pasivos de un ciudadano del común, se encontraría un porcentaje importante entre acciones, bonos y demás activos financieros representados en  el fondo de jubilación, y la vivienda. Esta última, se suma a los fondos de retiro en muchos casos, cuando los hogares cumplen con el ciclo de crianza de los hijos, o cuando estos ingresan a la educación superior. En ese entonces es sustituida por una de menor dimensión y los fondos liberados son aportados a la jubilación.

De tal forma, que la vivienda se puede considerar como un bien donde pivota los planes consumo intertemporal (consumo ahora, cuando se incorpora  la plusvalía futura de la vivienda) de muchos hogares. En otros términos, Solucionado donde vivir y como jubilarse, entonces el resto del ingreso disponible se dedica al consumo (y consumismo), ayudado claro está con el apoyo casi irrestricto de las tarjetas de crédito.

Descargar trabajo completo

[1] Entendiéndose que el fin último de toda economía es ofrecer bienestar a su población, no tiene mucho sentido que las economías se conforme con la finalidad empoderar un gobierno, este es solo el administrador de los recursos no provistos por los mercados, es decir los bienes públicos (defensa, seguridad, justicia, entre otros).

[2] Millones de millones, trillions para los angloparlantes

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.