Cruce de información no es prueba suficiente para efectos tributarios

Desde que la Dian implementó los reportes de información en medios magnéticos, son muchos los contribuyentes que han resultado investigados y sancionados por evasión de impuestos o por omisión en el cumplimiento de obligaciones tributarias formales.

Lo que la administración de impuestos hace con la información reportada en medios magnéticos, es hacer cruces de información entre diferentes contribuyentes para identificar los movimientos de los contribuyentes que han tenido relaciones comerciales con los reportantes, identificando de esta forma a quienes están omitiendo ingresos, o incluyendo costos o deducciones inexistentes, por ejemplo.

Estos cruces le permiten a la Dian, proferir pliegos de cargo contra aquellos contribuyentes que a pesar de haber sido reportados por sus proveedores o clientes, no han declarado, o que han declarado costos y deducciones que sus proveedores no hay reportado, lo cual le brinda a la Dian una buen indicio para presumir un comportamiento violatorio de la ley de un determinado contribuyente.

Si bien este tipo de cruces de información, son un indicio suficiente para que la Dian inicie una investigación, no son por sí solos una prueba que la Dian puede considerar suficiente e imponer sanciones exclusivamente con base a dichos reportes.

Respecto a le eficacia probatoria de los cruces de información o reportes de terceros, expuso el Consejo de Estado, Sección. 4ª, en sentencia del 09 de diciembre de 1986, expediente No. 1323, que:

“El cruce de informaciones no es en sí mismo una prueba sino un procedimiento que utiliza la Administración para verificar la exactitud de las declaraciones tributarios y del cual pueden surgir verdaderas pruebas cuya validez depende de las previsiones jurídicas aplicables y son estas las que debe considerar el funcionario.
Los datos consignados en las declaraciones de terceros o en respuestas de estos a requerimientos administrativos relacionados con obligaciones tributarios del contribuyente, se tendrán como testimonio, sujeto a los principios de publicidad y contradicción de la prueba, se deduce de lo dispuesto en el artículo 80 del Decreto 1651 de 1961 en concordancia con el inciso primero del artículo 36 de la Ley 52 de 1977 que se mencionó antes.”

Siendo el cruce de información un indicio de la existencia de un supuesto hecho irregular, debe ese hecho probarse mediante mecanismos y medios de pruebas que lleven a la Dian a la certeza de la existencia de tal hecho irregular.

Tan es así, que el artículo 742 del Estatuto tributario reza que:

Las decisiones de la administración deben fundarse en los hechos probados. La determinación de tributos y la imposición de sanciones deben fundarse en los hechos que aparezcan demostrados en el respectivo expediente, por los medios de prueba señalados en las leyes tributarias o en el código de procedimiento civil, en cuanto éstos sean compatibles con aquéllos.

En este orden de ideas, los cruces de información de la Dian podrá brindarle elementos que le permitan identificar posibles omisos o evasores, pero deberá disponer de pruebas irrefutables antes de poder actuar, como son la contabilidad de terceros o del mismo contribuyente, las facturas, contratos, etc.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.