El cuadrante del dinero según Robert Kiyosaki

¿Conoce el libro Padre rico Padre pobre? Es quizás el libro sobre finanzas personales más popular de la historia, todo un best seller de la autoría del escritor e inversionista estadounidense de origen japonés Robert Kiyosaki, que luego continuó la obra bajo el título el cuadrante del dinero.

En el cuadrante del dinero el autor intenta explicar la razón por la que pocas personas son exitosas financieramente y la gran mayoría no.

Es conocido aquel dato estadístico según el cual el 3% de la población mundial acumula el 97% de la riqueza total, en tanto el 97% de la población posee apenas el 3%, lo  que sin duda parece una gran inequidad e injusticia, y por supuesto debe tener una explicación, y el autor intenta ofrecer una luz al respecto.

Con el cuadrante del dinero al autor busca explicar el porqué de esa situación, y clasifica a las personas en cuatro grandes grupos, donde cada uno cumple una función que a su juicio marca la diferencia.

Es evidente que las personas que tienen más dinero hacen las cosas de un modo diferente. Tiene una actitud frente al dinero diferente, y por supuesto que tienen una formación diferente.

El cuadrante del dinero está compuesto por los siguientes grupos de personas:

  1. Empleados o asalariados (E)
  2. Auto empleados o independientes (A)
  3. Dueño de negocios o empresarios (D)
  4. Inversionistas (I)

Gráficamente está representado de la siguiente forma:

cuadrante del dinero

Las partes del cuadrante del dinero

¿Quién es quién en cada parte del cuadrante?

Empleados. Al cuadrante de los empleados pertenece la gran mayoría de personas. Como se puede ver es el peor de todos.

Allí no hay libertad en absoluto. Se vende el tiempo que se tiene a un determinado precio sin posibilidades de obtener más, por cuanto el tiempo es limitado: 24 horas al día y 7 días a la semana.

Las personas se preparan  y viven para servir  a otros, y no existe flexibilidad alguna. Se debe cumplir un horario y se debe trabajar o no se tiene dinero.

Si el trabajo se acaba se acaba el dinero.

Autoempleados. Son los llamados independientes en nuestro medio, quienes tienen un arte, profesión u oficio que lo gestionan como su propio negocio.

Tienen más libertad y más flexibilidad que los empleados, pero también están limitados por el factor tiempo: no pueden obtener dinero más allá del tiempo máximo que pueden dedicar a su actividad.

Igualmente si no trabajan no tienen ingresos. El abogado que no atiende clientes no tendrá ingresos. El médico que no atiene pacientes tampoco los tendrá. El ingeniero que no tiene proyectos no ganará nada.

Empresarios. Están al lado derecho del cuadrante donde está el dinero. Crean un sistema que les permite hacer que otros trabajen por él otorgándole mayor libertad.

El dinero que pueda obtener no está limitado por el tiempo que dedique a su empresa. Con el mismo tiempo invertido se puede gestionar una empresa grande o pequeña, o una o varias empresas.

El empresario está implicado en el negocio. Debe hacer frente a todos los problemas que surjan en su empresa, pues es suya y nadie más se ocupará de ella si todo va mal.

El empresario sólo tiene una opción: su empresa.

Inversionistas.  Es la cúspide de la libertad. El inversionista no crea empresas. Sólo compra parte de las ya creadas y las que considera mejores.

Una vez realizada la inversión el inversionista puede sentarse a esperar que el dinero le llegue.

Ofrece libertad casi absoluta por cuanto no está sujeto a ninguna empresa. Si encuentra que una inversión no le está siendo rentable, simplemente se deshace de ella y adquiere otra. No debe luchar con clientes ni empleados, ni directivos. Si algo no le gusta se retira si complicaciones.

El inversionista tiene múltiples opciones y alternativas.

Como se puede intuir, el lado derecho del cuadrante es donde está el dinero.

En el lado izquierdo del cuadrante están los que trabajan duro y ganan poco.

Es mejor ser autoempleado  que empleado, y es mejor ser inversionista que empresario.

La idea del autor es que el dinero trabaje para las personas, y el mejor cuadrante para cumplir ese objetivo es el lado derecho, y de este, el de inversionistas.

Características de cada parte del cuadrante de dinero

Los del lado izquierdo tienen una característica muy especial: prefieren la seguridad y estabilidad al riesgo aunque ello implique menos ingresos.

Ya sabemos de la premisa aquella que entre más riesgo más dinero, y es precisamente esa versión al riesgo lo que hace que una persona se ubique en el lado izquierdo del cuadrante.

La gran mayoría de la gente se siente más cómoda con un ingreso decente pero estable, y se quedarán en su zona de confort por toda la vida. Nada más tranquilizador que un sueldo seguro cada fin de mes aunque no sea mucho.

Caso contrario sucede con las personas que se ubican en el lado derecho del cuadrante, quienes son amantes del riesgo, que no se conforman con poco y siempre buscan nuevos proyectos para desarrollar.

Estas personas tienen una alta tolerancia al fracaso. No se rinden fácilmente y son muy creativos.

Otro aspecto relevante a considerar tiene que ver con la formación. Los del lado izquierdo del cuadrante se forman juiciosamente hasta la universidad para conseguir un buen empleo; toda la vida se preparan para ello, y el mismo sistema educativo está diseñado para eso,  en tanto los que están del lado derecho en muchos casos ni siquiera tienen un grado universitario.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.