¿Cuándo debe considerarse nulo el pago de una obligación?

Los modos de terminar las obligaciones se encuentran establecidos en el  código civil, en el artículo 1625 dentro de los cuales se encuentran:

la novación, la transacción, la compensación, la remisión, la confusión, la prescripción, la perdida de la cosa que se debe, por ocurrir la condición resolutoria, por declaración de nulidad o rescisión y por ultimo el pago efectivo.

Entonces el pago de la obligación es un modo de terminar o extinguir las obligaciones, se debe considerar el pago como la satisfacción de la obligación debida. Por ejemplo en contrato de mutuo cuando el objeto del contrato fue el préstamo de una suma de dinero, se satisface la obligación del mutuario cuando este paga el dinero prestado y sus intereses si estos se pactaron y por ende se extingue, termina la obligación.

Para que el pago se encuentre revestido de validez es necesario que se realice al acreedor o a las personas autorizadas por el juez o la ley para recibirlo, también es valido el pago que se realiza a la persona encargada por el acreedor para ello.

No siempre cuando se hace le pago al acreedor es valido ya que el código civil estipula que  en ciertos casos el pago de la obligación se considera nulo; es nulo el pago hecho al acreedor cuando:

  1. cuando el acreedor no administra sus bienes, a menos que se pruebe que el pago se ha utilizado en provecho del acreedor.
  2. cuando se ha embargado la deuda  o se haya ordenado retener el pago.
  3. cuando el acreedor es declarado insolvente y se paga en fraude a los acreedores en cuyo favor se ha abierto concurso.

Por otro lado, también es nulo el pago cuando  se realiza a personas distintas a las encomendadas por el acreedor o cuando la persona no esta autorizada ni por el juez ni por la ley pero, la invalidez del pago cuando se efectúa a persona distinta de las designadas por el acreedor es subsanable cuando el acreedor ratifica dicho pago de manera tacita o expresa según lo establecido en el artículo 1635 del código civil el cual establece:

“El pago hecho a una persona diversa de las expresadas en el artículo precedente, es válido, si el acreedor lo ratifica de un modo expreso o tácito, pudiendo legítimamente hacerlo; o si el que ha recibido el pago sucede en el crédito, como heredero del acreedor, o bajo otro título cualquiera.

Cuando el pago hecho a persona incompetente es ratificado por el acreedor, se mirará como válido desde el principio.”

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.