Cuando el muerto sigue siendo responsable del impuesto a las ventas

Cuando una persona natural responsable del impuesto a las ventas perteneciente al régimen común fallece, se supone que dejará de ser responsable de este impuesto, pero todo parece indicar que no siempre sucede así.

Esto debido a que uno de los requisitos para cancelar la responsabilidad del impuesto a las ventas en el Rut, es acreditar una certificación de juzgado o notaría en la que conste la terminación del proceso de sucesión, en caso de que el responsable inscrito sea una sucesión ilíquida.

Esto quiere decir que mientras la sucesión ilíquida no se liquide definitivamente, esta seguirá siendo responsable del impuesto a las ventas y tendrá que seguir cumpliendo con las obligaciones propias del régimen común.

Esto quiere decir que aunque el responsable del impuesto  a las ventas se haya muerto, seguirá siendo responsable del impuesto a las ventas, aunque en este caso el responsable será la sucesión ilíquida originada por la muerte de la persona natural.

Sin embargo, la administración de impuestos admite la posibilidad de que la responsabilidad de Iva sea eliminada del Rut en casos muy especiales donde se demuestra la imposibilidad de que la sucesión ilíquida siga desarrollando actividades gravadas con el Iva.

Sobre el respecto, la administración de impuestos se pronunció mediante oficio tributario 008382 de noviembre de 2008:

Al respecto, el Decreto 2788 de 2004, reglamentó el Registro Único Tributario en todos sus aspectos; particularmente y en cuanto al tema de consulta, el artículo 10 indica que la Actualización del Registro es el “procedimiento que permite efectuar modificaciones o adiciones a la información contenida en el registro único tributario…” y el artículo 11 prevé los casos en los cuales la inscripción puede cancelarse, entre los cuales contempla: “-Por el fallecimiento de personas naturales; al liquidarse la sucesión cuando a ellos hubiere lugar.”

Por su parte, la Resolución 1887 de 2007 en el artículo 7 prevé los casos especiales para actualizar el RUT, señalando en el literal b)

“…b) Por cese de actividades en el impuesto sobre las ventas. Cuando la persona inscrita en el Registro Único Tributario – RUT – cese definitivamente el desarrollo de actividades sujetas a dicho impuesto. En este caso se realizaran previamente las verificaciones de que trata el artículo 614 del Estatuto Tributario;…” y el artículo 9o señala los documentos a anexar a las solicitudes de Actualización y Cancelación en el Registro Único Tributario – RUT.

“…4. Cuando se trate de sucesiones ilíquidas:

- Certificado del Juzgado o Notaria donde conste la terminación del proceso.

- Exhibir el documento de identificación del representante de la sucesión…”

En este contexto, cuando fallece un responsable del impuesto sobre las ventas, el procedimiento para eliminar definitivamente esta responsabilidad es la cancelación del Registro, para lo cual deberá acreditarse la certificación de la autoridad competente sobre la terminación del proceso de sucesión.

Esta exigencia se presenta porque puede ocurrir que la sucesión ilíquida continúe desarrollando la actividad gravada con el impuesto sobre las ventas que ejercía el causante y en tal medida deba continuar con la responsabilidad y con el cumplimiento de las obligaciones inherentes a la misma. Es por tal razón que el Concepto No. 045989 de Junio 12 de 1998 indicó “… si el causante tenia la condición de responsable del impuesto sobre las ventas y la sucesión ilíquida sigue desarrollando mediante sus representantes, actos u operaciones previstas en la ley como generadoras del tributo, deberá igualmente cumplir con todas las obligaciones inherentes a los responsables de este impuesto, durante el tiempo que la realice y tenga en (sic) carácter de ilíquida la sucesión, igual ocurre con relación a las obligaciones relativas a los agentes de retención si el causante tenía esa condición”.

No obstante, cuando la situación anterior no se presenta en razón al carácter “intuito persona” del servicio que prestaba el responsable fallecido y porque dadas las especiales características del servicio y/o las condiciones personales que se requerían del prestador, es imposible que la sucesión pueda continuar desarrollándolo; estima el Despacho que si bien no puede efectuar la de la autoridad respectiva que de cuenta de la liquidación de la sucesión, tal como lo exigen las normas antes referidas; si podría realizarse la actualización del RUT en este sentido, toda vez que en efecto el responsable “cesó definitivamente” en el desarrollo de sus actividades tal como lo indica el artículo 614 del E.T. en tal caso y mientras se liquida la sucesión podrá acreditarse la partida de defunción del extinto responsable.

Lo anterior está sujeto a las verificaciones y comprobaciones que la DIAN en ejercicio de sus amplias facultades de fiscalización pueda adelantar para comprobar la realidad de lo informado y de la imposición de sanciones cuando hubiere lugar. Una vez se produzca la liquidación de la sucesión, deberá procederse a la cancelación del Registro Único Tributario, conforme con las normas citadas.

Es importante resaltar que si bien la Dian considera que en casos especiales es posible actualizar el Rut de la persona fallecida con la presentación de la partida de defunción, no lo afirma de forma categórica sino que se limita a manifestar que se podría realizar, es decir que no afirma de manera inequívoca  que se puede, lo que significa una sola cosa: el funcionario que reciba de la solicitud de actualización del Rut con seguridad que no lo hará hasta tanto no se acrediten los documentos que exige la resolución 1887 de 2007, esto es la constancia del juez o notario de que el proceso de sucesión ha terminado.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.