¿Cuándo es responsable el comodatario del caso fortuito?

El comodato es por excelencia un contrato de carácter unilateral, pues en este contrato las obligaciones le asisten solamente al comodatario, es decir, a la persona que cómodamente  y de manera gratuita puede usar una cosa que le ha sido prestada por el comodante.

Dentro de las obligaciones del comodatario se pueden destacar:

  • Emplear la cosa de acuerdo al uso que se convino en el contrato.
  • Cuidar la cosa para conservarla en el mejor estado posible.
  • Restituir la cosa una vez allá terminado el plazo establecido en el contrato para el comodato.

Respecto a la obligación del conservar la cosa el comodatario es responsable hasta de la culpa leve, lo cual es entendible pues al ser el comodato gratuito y al tener el comodatario la facultad de usar la cosa lo que más se espera es que este le dé el mayor cuidado.

Entonces el comodatario es responsable de todos los deterioros que sufra la cosa y que no provengan de su naturaleza, por esta razón cuando el deterioro de la cosa es de tal magnitud que la cosa ya no puede ser empleada para su uso ordinario, el comodante puede exigir al comodatario el precio de la cosa.

Sin embrago cuando la cosa dada en comodato se deteriora por caso fortuito el comodatario es librado de responsabilidad pero como toda regla tiene su excepción el comodatario responde por el caso fortuito en los siguientes eventos:

  1. Cuando se ha usado la cosa de manera indebida.
  2. Cuando se ha deteriorado por que el comodatario se demoro en restituirla.
  3. Cuando el caso fortuito a sobrevenido por culpa del comodatario
  4. Cuando pudiendo salvar la cosa prestada prefirió salvar una cosa suya.
  5. Cuando se ha hecho expresamente responsable del el caso fortuito.

El código civil en su artículo 2203 referente a la responsabilidad del comodatario define esta situación de la siguiente manera:

“El comodatario es obligado a emplear el mayor cuidado en la conservación de la cosa, y responde hasta de la culpa levísima.

Es, por tanto, responsable de todo deterioro que no provenga de la naturaleza o del uso legítimo de la cosa; y si este deterioro es tal, que la cosa no sea ya susceptible de emplearse en su uso ordinario, podrá el comodante exigir el precio anterior de la cosa, abandonando su propiedad al comodatario.

Pero no es responsable de caso fortuito, si no es:

1. Cuando ha empleado la cosa en un uso indebido, o ha demorado su restitución, a menos de aparecer o probarse que el deterioro o pérdida por el caso fortuito habría sobrevenido igualmente sin el uso ilegítimo o la mora.

2. Cuando el caso fortuito ha sobrevenido por culpa suya, aunque levísima.

3. Cuando en la alternativa de salvar de un accidente la cosa prestada o la suya, ha preferido deliberadamente la suya.

4. Cuando expresamente se ha hecho responsable de casos fortuitos”.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.