Cuando la inflación es añorada

Si hay algo a lo que le temen economistas y consumidores, es la inflación puesto que erosiona la capacidad de consumo de la población en la medida en que el costo de vida se incrementa por encima de lo que se incrementan los ingresos de la gente.

Pero paradójicamente, hay momentos en que la temida inflación es añorada, no por los consumidores sino por algunos economistas y encargados de la suerte económica de un país.

Es lo que se desprende de las afirmaciones hechas por dos importantes personajes en el mundo de la economía estadounidense.

Resulta que Gregory Mankiw, ex asesor de Bush y Kenneth Rogoff, que en el pasado trabajó para el fondo monetario internacional, han coincidido en que un impulso a la inflación podría ayudar a mejorar el crecimiento económico de los Estados unidos.

El punto es que la inflación es propia de un consumo desmedido, un consumo que supera la demanda, es decir, que la inflación va de la mano con el crecimiento económico.

En cambio, cuando la economía está estancada, está en recesión como está sucediendo en todos los países industrializados, el consumo  baja y el resultado es una deflación o por lo menos un estancamiento de la inflación.

Cuando se presenta un fenómeno deflacionario, una las razones es la disminución del consumo puesto que mucha gente ha perdido su capacidad de compra debido a la crisis, a la pérdida o desmejoramiento del empleo; pero otra de las razones es que quienes aún tienen capacidad de compra deciden esperar a mañana que todo esté más barato. Esto debido a que la deflación puede ser creciente como la inflación. En la inflación cada día todo cuesta más, en la inflación cada día todo cuesta menos. Son dos situaciones inversas con el mismo comportamiento.

Luego, cuando se entra en una situación así, para impulsar a consumir a quienes esperan que todo baje de precio en el futuro, qué mejor que impulsar la inflación, puesto que en ese caso se acaba la esperanza de que los precios sigan bajando y quienes tiene capacidad de compra comprarán impulsando así el consumo y la economía.

Una idea un poco extraña pero que tiene su lógica.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.