Cuando se pretende estirar la ley más allá de lo razonable

El ejercicio el derecho a veces sorprende por la creatividad a la hora de interpretar a ley, y otras  veces sorprende por la capacidad del intérprete de estirarla más allá de lo razonable, y es el caso que abordó la sección cuarta del Consejo de estado en sentencia 20591 del 30 de agosto de 2016 con ponencia del magistrado Jorge Octavio Rodríguez.

A grandes rasgos valga decir que un abogado representó a unos trabajadores para cobrar de sus empleadores unos dineros por concepto de cesantías e intereses sobre cesantías, proceso que llegó a buen término y el abogado recibió una importante suma por concepto de honorarios.

El problema surgió cuando el abogado olvidó incluir en la declaración de renta esos honorarios y cuando la Dian se enteró de ese despiste del abogado, o de su contador público, el abogado alegó que bien, pero que entonces esos ingresos se debían reconocer como rentas de trabajo exentas.

Tal solicitud se hizo en fundamento a lo dispuesto en el numeral 4 del artículo  206 del estatuto tributario que señala:

«El auxilio de cesantía y los intereses sobre cesantías, siempre y cuando sean recibidos por trabajadores cuyo ingreso mensual promedio en los seis (6) últimos meses de vinculación laboral no exceda de 350 UVT.»

Lo que el abogado no tuvo en cuenta, es que en efecto esas cesantías y esos intereses sobre cesantías podrían ser declarados como rentas exentas, pero por el trabajador que las recibió, más no por el abogado que logró su pago por la vía judicial.

El hecho de que el dinero recibido por concepto de honorarios se hubiera pagado con un ingreso considerado renta exenta en cabeza del trabajador, no hace que esos honorarios se conviertan en renta exenta, porque si así fuera, se daría el absurdo de que si el abogado con ese dinero va y compra un vehículo, el concesionario también alegaría que el ingreso por la venta sería exento considerando el origen del dinero con que se pagó el vehículo.

El consejo de estado respondió lo siguiente a tan creativo argumento:

«El hecho de que los honorarios sean percibidos en procesos que se discuten cesantías o sus intereses no les da la connotación de rentas exentas por cuanto ese tratamiento tributario especial solo fue previsto por la ley para esa prestación social.

Las normas de exención, por constituir una excepción al principio general de tributación de algún gravamen, son de interpretación restrictiva, de manera que se aplican solamente a los supuestos que expresamente hayan sido mencionados en la ley, sin que sea posible hacer una interpretación extensiva o analógica.»

Sorprende que tan descabellada argumentación hubiera tenido que llegar hasta la más alta corte para que se dejara claro el sentido del numeral 4 artículo 206 del estatuto tributario.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

7 Opiniones
  1. DENISQ dice:

    NO LO PUEDO CREER, LOS ABOGADOS NO QUIEREN PERDER NI UNA, PERO ÉSTE ABOGADO DE PASÓ.

  2. Jose Villa dice:

    El problema surgió cuando el abogado olvidó incluir en la declaración de renta esos honorarios y cuando la Dian se enteró de ese despiste del abogado, o de su contador público, el abogado alegó que bien, pero que entonces esos ingresos se debían reconocer como rentas de trabajo exentas.

    LEIDO EL ARTICULO ME CUESTA MUCHISIMO CREER QUE EL ABOGADO O SU
    CONTADOR, POR UN “OLVIDO” NO HAYA INCLUIDO EN SU DECLARACION DE RENTA
    ESOS INGRESOS POR HONORARIOS.

    DEBIO TENER MUCHOS OTROS “OLVIDOS” DE ESA MISMA INDOLE, EN ESA DECLARACION DE RENTA Y EN TODAS SUS DECLARACIONES DE RENTA ANTERIORES.

    • Julio Cesar Villa dice:

      Porque no se le olvidó cobrar los honorarios, que contada seguridad fueron superiores a lo recibido por el empleado.

      • Alonso Riobó Rubio dice:

        No sé de dónde le surge a usted la certeza de que el valor de los honorarios que cobró el abogado fue superior a lo recibido por el empleado, pues de lo referido en la columna no se puede extraer esa conclusión.

        Y en cuanto al “olvido” en que incurrió el abogado, vale anotar que esos “olvidos” son comunes y frecuentes no solo entre los abogados sino de la mayoría de los trabajadores independientes, los comerciantes (se les olvida consignar el IVA), los futbolistas, los contadores, los médicos, los ingenieros, en fin, la lista es bien larga.

        Yo no estoy defendiendo al abogado, simplemente advierto que esa es una práctica generalizada en nuestro país, y fuera de él, lo cual, claro está, no justifica la evasión,

  3. DMB2017 dice:

    Los Honorarios prima el factor intelectual..no tiene limite inferior ni superior..es decir pagan impuesto desde un peso en adelante..asi como esta limitado en las compras (27 UVT)..servicios (4 UVT)..etc.. al efectuarse retencion en la fuente por renta…..por iva…. o por Ica..es gravado..no hay discusion o controversia..con el respeto de todas las profesiones..los Abogados….les encanta contravertir..es el negocio…cuando la ley deja ventanas abiertas..es la puerta de entrads..para la discusion..es mi opinion con todo respeto..hasta pronto.

  4. Alonso Riobó Rubio dice:

    La verdad es que ante tanta corrupción al contribuyente le resulta harto, por decirlo de alguna manera, pagar impuestos. Cuando la persona paga los impuestos tiene la convicción de esa platica no se va invertir en bienestar ni en obra sociales sino que va para la corrupción (lo cual no es estrictamente cierto, pues si así fuera el País no funcionaría), y ese temor lo lleva a buscar la manera de pagar lo menos posible. Estoy seguro de que si no hubiera tanta corrupción la gente pagaría los impuestos con menos reticencia.

    Algo parecido ocurre con la salud. A la gente le incomoda profundamente tener que pagar los aportes porque no hay retorno, pues al cotizante no se le retribuye en servicios el esfuerzo que le significa pagar los aportes.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.