Cuando un contribuyente omite retener en la fuente el Estado puede terminar beneficiado

Cuando un contribuyente agente retenedor omite su obligación de practicar retención en la fuente cuando hay lugar a ello, el estado termina ganando porque el agente de retención termina pagando de su bolsillo las retenciones no  practicadas en tanto el sujeto pasivo no retenido paga su impuesto de renta completo.

El artículo 370 del  estatuto tributario señala que el agente de retención debe responder por la suma que está obligado a retener, sin perjuicio de que pueda repetir contra el sujeto pasivo a quien no se le retuvo.

El agente retenedor al dejar de retener en la fuente, debe en todo caso declarar y pagar las retenciones no practicadas, y si no quiere perder el dinero de las retenciones, debe buscar la forma de repetir contra la empresa a quien olvidó retener, pero si ello no fuera posible, irremediablemente perderá ese dinero, pues ha sido su responsabilidad no practicar la retención a que estaba obligado.

En este caso hay una retención no practicada pero sí pagada, lo que beneficia al estado porque el sujeto pasivo que debió ser objeto de retención, tendrá que pagar su impuesto de renta completo al no poder decantarse las retenciones no practicadas, de manera que el estado termina el proceso con más dinero en sus cuentas.

Veamos el siguiente supuesto.

Si la retención se practica.

  • Valor de la compra: 100.000.000
  • Valor de la retención: 2.500.000
  • Impuesto de renta que debe pagar el sujeto pasivo antes de retenciones: 10.000.000
  • Impuesto a pagar después de retenciones: 7.500.000
  • Lo que el estado recibe: 10.000.000 (7.500.000 + 2.500.000)

Si la retención se practica no se practica

  • Valor de la compra: 100.000.000
  • Valor de la retención no practicada: 2.500.000
  • Impuesto de renta que debe pagar el sujeto pasivo: 10.000.000
  • Lo que el estado recibe: 12.500.000 (10.000.000 + 2.500.000)

Como se puede observar, el estado termina recibiendo 12.500.000 en lugar de 10.000.000.

En consecuencia, cuando suceda esta situación, lo más conveniente es que el sujeto pasivo reintegre al agente de retención las retenciones dejadas de practicar para que luego se las descuente del impuesto a la renta, y de esa manera cada quien pague lo que le corresponde y el estado no recibe más de lo que debe recibir.

Cuando se trata de grandes sumas (que ha sucedido), incluso se justifica que el sujeto pasivo corrija su declaración de renta para incluir las retenciones que al agente de retención inicialmente no practicó pero que debió asumir incluso luego de dos años. En tal caso, al agente de retención sólo perderá los intereses moratorios y el sujeto pasivo no  tendrá que asumir ningún costo, excepto el trabajo de corregir la declaración de renta para incluir las retenciones correspondientes.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.