¿Cuándo un contribuyente puede corregir una declaración tributaria?

Por   18/11/2017

Un contribuyente puede corregir una declaración tributaria en momentos y situaciones distintas pero con algunas limitaciones legales y consecuencias diferentes.

En primer lugar, el contribuyente puede corregir a voluntad una declaración tributaria las veces que quiera y en los conceptos que quiera, cuando aún no haya sido requerido por la Dian, es decir, antes de que la Dian le notifique requerimiento especial o pliego de cargos [Artículo 588 del estatuto tributario].

En ese momento, el contribuyente es absolutamente libre para modificar su declaración tributaria. Tiene la misma libertad que tuvo al momento de elaborarla por primera vez.

Una vez que la Dian le ha notificado un requerimiento especial o un pliego de cargos, el contribuyente puede corregir su declaración pero ya no tiene la misma libertad, sino que la corrección tendrá que ajustarse a lo que la Dian previamente le ha cuestionado u objetado.

Es así como el contribuyente puede corregir la declaración en ocasión a la respuesta del requerimiento especial. Ene se caso, la corrección provocada por el requerimiento, deberá enmarcarse dentro de los aspectos contenidos en el requerimiento. El requisito en ese caso, es que el contribuyente acepte total o parcialmente los hechos o glosas planteadas en el requerimiento especial [Artículo 709 del estatuto tributario].

Si el contribuyente no corrige la declaración por cuenta del requerimiento especial, o si la corrige parcialmente, la Dian le puede proferir luego una liquidación oficial de revisión, y en esa instancia, el contribuyente aún puede corregir su declaración en los mismos términos en que corrigió o debió corregirla al dar respuesta al requerimiento especial, esto es, aceptando total o parcialmente los conceptos liquidados por la Dian en la liquidación de revisión [Artículo 713 del estatuto tributario].

Sin duda, la mejor oportunidad para corregir la declaración es cuando aún la Dian no ha actuado, no se ha pronunciado sobre la legalidad de la declaración, puesto que sucedido esto, el contribuyente ya no goza de plena libertad para corregir, y lo que resulta peor, la sanción se incrementará considerablemente debido a la progresividad de las sanciones tributarias.

Lo ideal es presentar la declaración sin errores, sin inconsistencias, pero si ello sucede lo mejor es optar por la corrección voluntaria.

Recordemos que corregir implica presentar una nueva declaración tributaria, que reemplazará para todos los efectos a la declaración anteriormente presentada.

Por último, resaltar que existen dos tipos de correcciones: voluntarias [Artículo 588 y 589 ] y provocadas [artículos 709 y 713].

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.